Pues con la novedad de que nos volvieron a “batear” al Chapo… así como Kate del Castillo lo mandó a la friendzone, los fiscales del Distrito Este de Nueva York nos lo mandaron a volar con su moción para tener acceso a botellitas de agua y a un poco más de ejercicio.

Y no es que nos tengan al punto de la deshidratación al exlíder del Cártel de Sinaloa, sino que –según reporta MIlenio– a éste nomás no le gusta el agüita de la llave. Es que “le irrita la garganta”, argumentaron los representantes del capo del narco, para ver si pegaba su solicitud de H2O de más calidad para su cliente.

Defensa del Chapo pedirá nuevo juicio por negligencia de un miembro del jurado

Reuters

En lo que respecta a su otra petición, no es que El Chapo quisiera ponerse mamey…. pero sí quería poder desentumirse un poco. Para ello, Guzmán Loera pedía realizar por lo menos dos horas de ejercicio recreativo al aire libre por semana.

En fin, pese a que para muchos fueron comprensibles las solicitudes, los fiscales prefirieron ahorrarse la fatiga de la chamba protocolaria que representaría para ellos el modificar la rutina que se tiene para tratar al exlíder criminal… y mejor dijeron “pasó”. “Cualquier tiempo de ejercicio al aire libre sería particularmente problemático para este acusado”, señaló el fiscal general Richard P. Donahue.

Habría riesgo de fuga 

Para justificar la negativa a las peticiones del Chapo, el mencionado fiscal señaló que no quieren dar ni una sola oportunidad para que el capo los deje en ridículo como a las autoridades mexicanas… digo, se limitó a recordar que Guzmán Loera “ha planeado y ejecutado con éxito escapes complejos de dos instituciones penales de alta seguridad, uno de ellos que involucró la construcción de un túnel sofisticado y ventilado que se extendió por más de una milla”.

Escape del Chapo

Foto: Especial

Otros requerimientos del Chapo Guzmán era el acceso a la población general, la cual se le fue negada para evitar cualquier tipo de violencia. Además, solicitó tapones para los oídos y tener chance de darse una vuelta para el área de recreación… la cual se encuentra en la azotea del penal.

Obviamente, esta última solicitud fue rechazada en corto por la razón más evidente: “ciertamente, una fuga a través de un techo, usando un helicóptero o cualquier otro medio relacionado sería elemental”, agregó el fiscal Donahue en documento dirigido al juez Brian Cogan. Por si creen que el fiscal ha estado viendo muchas películas y exagera, recordó que en 1981 hubo un intento de fuga… precisamente, utilizando un helicóptero turístico que había sido secuestrado por secuaces del recluso.

Pues bueno… al menos se hizo la luchita (cof, para ver si había chance de escapar, cof)… porque, recordemos, falta casi un mes para saber la condena que se le impondrá al Chapo. Muchos dicen que será de por vida, así que el asunto es ver dónde pasará esos años.