Este martes, 13 de noviembre, arrancó el juicio de Joaquín ‘el Chapo’ Guzmán en Brooklyn, Nueva York. En los primeros momentos del proceso todo eran cosas chuscas —que si un jurado era imitador de Michael Jackson o que si el capo solamente quería abrazar a su esposa—, pero hoy las cosas sí se pusieron serias. De acuerdo a AFP, el abogado del Chapo Guzmán aseguró al jurado que el Cártel de Sinaloa pagó millonarios sobornos a Enrique Peña Nieto y a Felipe Calderón.

Si estas declaraciones resultan ser comprobables y ciertas, podemos declarar oficialmente que ya tronó el abarrote.

En las primeras horas del juicio, ni siquiera parecía que pudiera realizarse en esta fecha. Una mujer que participaba en el jurado pidió ser retirada por problemas de salud que le ocasionaba. Además, otro miembro solicitó ser despedido por el juez ya que le salía muy caro trasladarse hasta la corte todos los días.

Sin embargo, esos problemas no le importaron al abogado del Chapo, Jeffrey Lichtman que aprovechó sus alegatos para asegurar que el Cártel de Sinaloa —uno de los más importantes y activo desde 1990— sobornó con millones de pesos al más reciente expresidente y al presidente en funciones. 

El juicio del Chapo continuará mañana, y el capo de Sinaloa enfrenta 11 cargos distintos —le quitaron 6 para agilizar el proceso— que van desde lavado de dinero y uso de armas exclusivas del ejército hasta ser líder de una organización criminal que traspasó drogas a Estados Unidos.

A los pocos minutos de que se hizo pública la declaración del abogado, Felipe Calderón utilizó Twitter para desmentirlo. “Son absolutamente falsas y temerarias las afirmaciones que se dice realizó el abogado de Joaquín “el Chapo” Guzmán. Ni él, ni el cártel de Sinaloa ni ningún otro realizó pagos a mi persona”, escribió el expresidente.

Por su parte, el coordinador general de Comunicación Social y vocero del gobierno de la República, Eduardo Sánchez, afirmó que el gobierno del presidente Enrique Peña Nieto “persiguió, capturó y extraditó” al Chapo, por lo que las afirmaciones “son completamente falsas y difamatorias”.