El mundo se detuvo cuando nos enteramos que Charlie Sheen, modelo a seguir e ídolo de nuestra generación, fue internado de emergencia.

Todos pensamos que finalmente el cuerpo del actor de 49 años había colapsado a causa de su relación con las drogas, el alcohol y la vida loca y desenfrenada que lleva. Algo así como el Príncipe de la canción.

Pero no, lo que realmente ocurrió es que se puso malito porque se comió unas almejas que le cayeron mal.

sheendios_

¡No, no hablamos de esas almejas!

Más bien de estas:

almejas_ddf

Así es, el gran Charlie vio mermada su salud y no precisamente por sus vicios, que lo han llevado una y otra vez a internarse. Esta vez su visita al hospital se debió a una intoxicación alimenticia que le provocó unos dolores muy agudos en el pecho, así como una fuerte deshidratación.

Al parecer está de moda que los famosos se pongan cursientos sufran problemas intestinales. Primero fue Noel Gallagher, después Cuauhtémoc Blanco y ahora su majestad Charlie Sheen.

Sabemos que ya estaban planeando convocar cadenas de oración para pedir por él, pero no se preocupen, ya fue dado de alta y ya se encuentra en su hogar de millonario totalmente recuperado. Su representante declaró a US Weekly:

“La comida le ha sentado mal, pidió almejas que estaban en mal estado. Le hicieron unas pruebas, le hidrataron y a los 90 minutos estaba de nuevo en su cama”.

Aún así, los medios estadounidenses no creen del todo esta versión, sobre todo por los antecedentes de la vida llena de vicios y escándalos que Sheen ha llevado. Uno de los motivos para sospechar, es que la llamada de sus acompañantes fuera realizada al departamento de bomberos y no al 911, quizá evitando que la conversación quedara grabada.

Moraleja: No consuman almejas de dudosa procedencia. (Este consejo también aplica en temas gastronómicos).

*** Vía PrimiciasYa

Fundé Sopitas como hobby y terminó siendo el trabajo de mis sueños. Emprendedor, amante de la música, los deportes, la comida y tecnología. También comparto rolas, noticias y chisma en programas...

Comentarios

Comenta con tu cuenta de Facebook