Y mientras Trump acusa que el gobierno mexicano no hace nada para evitar el flujo migratorio hacia Estados Unidos, ayer las autoridades detuvieron en seco a toda una caravana procedente de Centroamérica.

De acuerdo con los informes, las acciones de las autoridades no sólo en parar, sino en la detención de cerca de 400 de los 500 integrantes de dicha caravana migrante. Esto ocurrió en Chiapas; específicamente a la altura del municipio de Metapa de Domínguez.

©ISABEL MATEOS /CUARTOSCURO.COM

Según con las fuentes gubernamentales que cita La Jornada, los encargados de la detención de los migrantes fueron agentes del Instituto Nacional de Migración, con apoyo de efectivos de la Guardia Nacional (cof, los cuales no llevaban uniforme ni nada que los identificara como tales, cof), así como miembros de la Marina y de la Policía Federal.

©ISABEL MATEOS /CUARTOSCURO.COM

Dichos efectivos se apostaron en la carretera, interceptando la marcha de la caravana migrante que apenas llevaba recorridos 12 kilómetros tras cruzar ilegalmente la frontera con Guatemala. Aunque las autoridades ofrecieron tramitar su regularización para permanecer en México, los migrantes protestaron y comenzaron los gritos y jaloneos.

Tras ser detenidos, los migrantes fueron llevados en autobuses a la estación migratoria S.XXI, ubicada en Tapachula.

©ISABEL MATEOS /CUARTOSCURO.COM

La detención de la caravana migrante ocurrió mientras la delegación mexicana, encabezada por Marcelo Ebrard y representantes del gobierno de Donald Trump tratan de llegar a un acuerdo para tratar de impedir que comience la aplicación de aranceles a productos mexicanos.

Por si han estado debajo de una piedra o muy entretenidos viendo los últimos capítulos de Black Mirror, apenas la semana pasada Trump informó que a partir de este lunes se comenzará a cobrar arancel a todo producto mexicano. El gravamen será escalonado: comenzará en 5% y se prevé que podría llegar hasta 25%… a menos que… el gobierno mexicano haga algo para detener el flujo migratorio a Estados Unidos.

Ayer se dio el primer encuentro… y pues nomás no hubo acuerdo. Se espera que hoy se consiga “algo” que deje contento a ambos frentes. Pero si con una operación como ésta Trump sigue pensando que México no hace nada en el tema migratorio, pos quién sabe qué quiere. Eso lo sabremos en breve. Quizás es lo que señalan muchos especialistas: el republicano ya vio de dónde agarrar para mostrar una imagen “fuerte” y así impulsar su campaña de reelección.