Se fue Manuel Velasco y comenzaron las declaraciones y revelaciones sobre las inconsistencias en su administración en el gobierno de Chiapas. ¿Sobre qué nos referimos? Hablamos de las declaraciones del gobernador de este estado, Rutilio Escandón, quien admitió —sin dar nombres— que en la administración pasada hubo un enriquecimiento ilícito por la compra y venta de medicinas, mediante empresas fantasma.

Y el morenista entonces tachó al anterior equipo de “asaltantes de instituciones”, pues dejó a los chiapanecos sin las medicinas suficientes para atenderlos.

Manuel Velasco, exgobernador de Chiapas, y Rutilio Escandón, gobernador del estado (2016). Foto: tuxciudad.com

“Lo que más duele es que hasta las medicinas se robaban, hasta el dinero de las medicinas y, como dice el presidente, eso no es solamente injusticia, es un pecado social, declaró en una colecta para ayudar a niños con cáncer.

Las medicinas escondidas

Y es que este comentario se da en contexto de la publicación de Reforma sobre el hallazgo de cuatro bodegas en donde se guardaban medicinas, de la Secretaría de Salud estatal —compradas desde 2016— que no llegaron a los hospitales, aunque en 2018 se registró una crisis por el dengue.

De acuerdo con AMLO, estos medicamentos eran escondidos para venderlos… mientras los chiapanecos tuvieron que afrontar la escasez. Sin embargo, hasta el momento no se ha hecho mención acerca de si habrá medidas legales en contra de la administración estatal pasada.

Según ya sabes quién, para hacerlo se tendrían que construir nuevas cárceles porque no van a alcanzar —con todo y que las islas Marías ya cerraron su changarro—.

En fin, vale mencionar que Manuel Velasco continúa activo en la vida política de nuestro país, pues recordemos que alcanzó un lugar en el Senado, por el Partido Verde Ecologista de México (PVEM).

**Foto de portada: tuxciudad.com