Mundo

China dejará de usar órganos de presos para transplantes

A partir del 01 de enero, China dejará de usar a los prisioneros ejecutados como fuente de órganos para trasplantes.

A partir del 01 de enero, China dejará de usar a los prisioneros ejecutados como fuente de órganos para trasplantes.

Durante un seminario celebrado este miércoles por la Organización para el Suministro de Órganos de China (OPO) en Kunming, Huang Jiefu, jefe del Comité Chino de Donación de Órganos reveló que a partir del 1 de enero de 2015 los órganos para transplante solo procederán de donantes voluntarios.

Los condenados a muerte son los que proporcionan la mayoría de los órganos trasplantados por año, debido a la alta demanda y bajas tasas de donación. Pero en el futuro sólo se utilizarán sus órganos si ellos se ofrecen como voluntarios para donar y sus familias aprueban la decisión.


“Cada año unos 300.000 pacientes necesitan transplantes de órganos pero solo se realizan 10.000 cirugías”

Los chinos están mucho menos dispuestos a donar sus órganos que los ciudadanos de otros países,en la cultura tradicional china las personas creen que reencarnarán tras la muerte, por lo que buscan mantener el cuerpo intacto cuando son incinerados o enterrados.

El 65 por ciento de los órganos transplantados en China proceden de personas fallecidas, el 90 por ciento de los cuales son prisioneros ejecutados.

La práctica de utilizar órganos de presos ha provocado numerosas críticas internacionales, y, aunque algunos chinos consideran que es una vía de redención para los criminales, los órganos procedentes de prisioneros no son los más adecuadas porque los porcentajes de infecciones por hongos y bacterias que tienen son normalmente muy altos y las tasas de supervivencia a largo plazo de los pacientes que reciben trasplantes son inferiores a las de otros países.

Además, las organizaciones de derechos humanos consideran la utilización de órganos de ejecutados una forma de abuso y sostienen que las autoridades presionan a los sentenciados a la pena máxima para que donen o que los órganos son extraídos en ocasiones sin su permiso o el de la familia, algo que el Gobierno niega.

China estableció un nuevo sistema nacional para asignar los órganos sobre la base de la urgencia, la compatibilidad y la necesidad del paciente.

Vía: The Guardian
Comenta con tu cuenta de Facebook

Top Relacionadas
:)