Científicos creen poder comprobar que el Manto de Turín sí cubrió el cuerpo de Jesucristo

Justo a tiempo para la Semana Santa, nuevos estudios han demostrado que el Manto de Turín que supuestamente cubrió el cuerpo de Jescuristo después de ser bajado de la cruz, pudo haber sido, de hecho, el auténtico sudario donde se imprimió la efigie del Mesías. El estudio se contrapone con otros anteriores que afirmaban que la Santa Sábana era, en realidad, una fabricada en la Edad Media.

A pesar de que en 1988 se condujo un estudio de Carbono 14 que determinó que la tela de la manta había sido fabricada unos 1,300 años después de la supuesta muerte de Jesucristo los científicos que apoyaban la autenticidad de la prenda determinaron que las fibras usadas para dicho estudio estaban demasiado contaminadas por los estragos de la edad, la humedad y las inclemencias, por lo que exigieron se hiciera uno nuevo.

Después de 25 años, un estudio de infrarrojo determinó que, en realidad, el manto fue hecho y utilizado entre los años 300 
A.D. y 400 A.D., cubriendo fácilmente toda la edad de Jesucristo, agregando posibilidad sobre su autenticidad y uso después de su muerte en el Calvario.

Para comparar, los científicos encargados de este proyecto utilizaron muestras textiles que datan del 3,000 A.D. y otra de la época moderna para descartar que el Manto de Turín sea de fabricación medieval. Para determinar su autenticidad se llevaron a cabo tres estudios jamás antes realizados en esta prenda, dos químicos y uno mecánico que utiliza una técnica conocida como Espectroscopia Raman.

Los detalles de esta nueva investigación se encuentran en un nuevo libro llamado “Il Mistero della Sindone” que, curiosamente, saldrá a la venta durante este Sábado de Gloria. La publicación es escrita en parte por el profesor Giulio Fanti, experto en
Medidas Mecánicas y Termales en la Facultad de Ingeniería de la Universidad de Padua.

El misterio sobre la autenticidad de esta polémica prenda que ha atizado acaloradas discusiones desde hace siglos puede haberse aclarado gracias a la tecnología del siglo XXI. Ahora sólo queda si la persona que aparece impresa en el manto es Jesús en realidad y no un fulano que vivió al mismo tiempo, en el mismo lugar y que murió de manera similar.

Además, para celebrar nuestro fervor cristiano como dios manda, los encargados de la investigación han desarrollado una App llamada Sindonde 2.0 que despliegan imágenes del Santo Sudario en HD que dejan ver detalles imposibles de apreciar a simple vista. ¿Qué tal?