Este fin de semana y luego de las pintas que recibió durante la marcha feminista de la CDMX, las autoridades de la capital mandaron a cerrar el Ángel de la Independencia, algo que provocó aún más indignación de todos aquellos que condenaron los actos realizados la noche del pasado viernes, cuando miles de mujeres salieron a la calles a reclamar seguridad y justicia en el país.

Y si conoces a alguna persona que posteó algo como “Por culpa de las feministas ya no vamos a poder tomarnos selfies frente al Ángel de la Independencia, entonces pásale esta nota, pues al parecer todo se trató de una graciosa coincidencia, ya que el sábado 16 de agosto estaba programado que el monumento fuera cerrado para comenzar a restaurarlo por los daños que sufrió en el sismo del pasado 19 de septiembre de 2017. ¡Menos mal!

FOTO: ANDREA MURCIA /CUARTOSCURO.COM

Así lo dio a conocer el Secretario de Cultura de la Ciudad de México, José Alfonso Suárez del Real, quien mencionó que el cierre del Ángel de la Independencia es parte de las maniobras de restauración que se tienen planeadas para el monumento que recibió algunos daños en su estructura durante los sismos de septiembre de hace casi dos años, y no fue tanto por las pintas que se hicieron ahí el pasado 16 de agosto.

“Esto que ocurrió (pintas) es algo que evidentemente nadie preveía y lo vamos a atender de manera integral al proceso que venimos arrancando. (Los monumentos a) Colón y Cuauhtémoc ya están tapiados, y hoy le tocaba al Ángel, y coincidió”, dijo Suárez del Real de acuerdo al diario Reforma, en donde especificó que el cierre ya estaba planeado desde hace unos meses. 

FOTO: ANDREA MURCIA /CUARTOSCURO.COM

Durante una conferencia realizada en el Ángel de la Independencia, el secretario mencionó que la cerca instalada en el lugar es para montar el andamiaje para concluir con los estudios del monumento, y de esa manera tener certeza de cómo se va a arreglar la columna. Además, detalló que las obras de restauración llevarán tiempo, pues primero es necesario que se dictamine y se realice un estudio por parte del Instituto de Ingeniería de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Y antes de que piensen como “uta, pues ya pasaron dos años y nomás no se ve nada”, Suárez del Real dio a entender que no son enchiladas y que a pesar de todo aún están a buen tiempo para comenzar la labor de reparación: “No se puede intervenir nada más, así como así, sólo por ver ciertas cuestiones. Tiene que ser un trabajo integral y estamos a buen tiempo, estamos en agosto y estamos iniciando (en el gobierno), llevamos nueve meses”, dijo.

FOTO: TERCERO DÍAZ /CUARTOSCURO.COM

Además, el funcionario adelantó que será el Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (INBAL) quien llevará a cabo los trabajos técnicos para remover las pintas del Ángel de la Independencia y otros monumentos que resultaron afectados durante la marcha. Bueno, dicen que mejor tarde que nunca, ¿no?