El fin de semana pasado, la pregunta era: “¿Dónde está Claudia Sheinbaum?”, “¿dónde están las autoridades en temas ambientales?”, ¿por qué no se declara contingencia ambiental?, ante la contaminación que se registró en CDMX y parte del Estado de México —con su respectivo olor a humo—; este lunes 13 de mayo la jefa de Gobierno de la capital explicó en conferencia de prensa que la jornada de contaminación atmosférica se debe… a los incendios que se han registrado por las altas temperaturas, la intensa sequía y la baja velocidad de los vientos.

A pesar de que estos incendios —forestales y agrícolas— son controlados a tiempo, el viento se ha encargado de dispersar el humo y la materia hasta dejarnos un escenario estilo Pekín, según las autoridades. ¿Y luego?, ¿por qué no se ha decretado la contingencia?

La explicación de Sheinbaum

Aunque usuarios y usuarias de redes sociales se han quejado por algunos malestares —ardor en los ojos y la garganta—, el gobierno de la CDMX no ha emitido la contingencia porque no se han sobrepasado los 150 puntos establecidos por la norma: “Estamos viviendo un año especial en términos de altas temperaturas en la República mexicana y particularmente en la capital”, explicó la también Física egresada de la UNAM (Universidad Nacional Autónoma de México).

Sin embargo, estos datos —dados a conocer el fin de semana pasado— no son suficientes para que los ciudadanos y las ciudadanas dejen de preocuparse ante un escenario donde el smog lo cubre todo y frente a la preocupación ciudadana, Sheinbaum reconoció que se ha registrado una gran concentración de partículas suspendidas (2.25, las más pequeñas) peeeeero no existe una norma para actuar ante este tipo de contaminantes.

Así que por lo pronto, —en lo que el gobierno trabaja para emitir y protocolo sobre estas partículas— sólo se tienen las recomendaciones usuales: suspender actividades deportivas y cívicas en las escuelas así como la recomendación de disminuir el uso de los autos y la activación de las alertas en los centros de salud, de manera coordinada, pues en algunas ocasiones las zonas conurbadas también inciden en la mala calidad del aire.

¿Dónde está Tláloc?

Como mencionamos, en la conferencia de prensa Sheinbaum explicó los primeros pasos para atender la contaminación por partículas —ya que no existe un estándar para medirlo y, por lo tanto, actuar—, pero mientras se crea un nuevo protocolo de acción y los incendios continúan, usuarios de redes sociales recuperaron un viejo tuit de la morenista: “6 días de Contingencia. Partículas en más de 110 Imecas. Autoridades esperando que Tláloc les ayude. Urge política ambiental en CDMX”.

Entonces, en este tenor han pedido a la jefa de Gobierno que ponga las pilas para no repetir la receta de administraciones pasadas y prevenir, resolver y erradicar este problema ambiental.

**Foto de portada: Cuartoscuro.