Música

Clave Neutral: La reseña de “48:13” de Kasabian

48:13 - Kasabian 7/10 Lo único que habíamos podido escuchar del esperado nuevo disco de Kasabian nos mostraba que la banda había decidido seguir experimentando con beats electrónicos mezclados con un rock que solamente puede ser descrito como algo "parte madres", pero si algo queda claro después de escuchar 48:13 en su totalidad es que se trata de una producción que DEBE ser disfrutada de principio a fin y sin interrupción alguna.

48:13 – Kasabian

7/10

Lo único que habíamos podido escuchar del esperado nuevo disco de Kasabian nos mostraba que la banda había decidido seguir experimentando con beats electrónicos mezclados con un rock que solamente puede ser descrito como algo “parte madres”, pero si algo queda claro después de escuchar 48:13 en su totalidad es que se trata de una producción que DEBE ser disfrutada de principio a fin y sin interrupción alguna.

La forma más sencilla de explicar lo que es 48:13 es comparándolo con una obra de teatro. Con 3 temas que sirven como primer acto [“(Shiva)”], segundo acto [“(Mortis)”] y tercer acto [“(Levitation)”], el disco es una historia brutal, directa y pegajosa que toma los elementos que tanto amábamos de los primeros discos de Kasabian y los fusiona con un nuevo estilo mucho más saturado de beats electrónicos y coros repetitivos y sencillos de memorizar.


Tan solo en la primera mitad del disco (las primeras 6 canciones), Kasabian ya pasa por diversas etapas y estilos musicales que van desde los sonidos experimentales con toques orientales en “(Shiva)”, la épica locura de lo que podría volverse el éxito del verano (“Bumblebeee”), la rola con larguísimo outro instrumental que arriesga todo para traer un estilo trip-hop pocas veces escuchado en lo lanzado por la banda (“Treat”) y una de las canciones más destacadas en la carrera de Kasabian: “Glass”, misma que sirve como puente para la segunda mitad del álbum.

A pesar de que muchos temían que Kasabian hubiera perdido su esencia cuando escucharon por primera vez el primer sencillo de 48:13, “Eez-Eh”, la canción complementa de manera perfecta el “tercer acto” del álbum y deja en claro que el grupo inglés supo dominar a la perfección la evolución de su sonido para entregar uno de los mejores discos de la primera mitad del 2014, así como una de las producciones más diversas (por no llamarla campechana) que hemos escuchado en mucho tiempo, pues en solamente 48 minutos y 13 segundo pasamos por estilos orientales, brit-rock, tripo-hop, electro-pop y hasta un peculiar momento que parece salido de una película de vaqueros [“(Levitation)”].

Para todos aquellos que están esperando algo muy parecido al trabajo pasado de Kasabian, lo único que les podemos decir es que la perfecta interacción entre la voz de Tom y Sergio sigue presente y van a poder encontrar esa característica y potente batería de Ian. Aunque esas notorias líneas de bajo que solían reventar bocinas ya no están tan presentes en 48:13 (salvo en contadas excepciones), el disco es un gran experimento de una banda que decidió probar algo nuevo y que funciona a la perfección, además de que claramente la mayoría de las rolas del álbum están hechas para sonar en vivo (¡Gracias a todos los santos de que viene al Corona Capital 2014!).

48:13 es un disco que va creciendo dentro de ti con cada escuchada y que, aunque no sea el mejor de la discografía de Kasabian, tiene  varias canciones que sin lugar a dudas entran en el top de las más destacadas de toda la trayectoria del grupo. @RubenNSons

FECHA DE LANZAMIENTO: 9 de junio, 2014
PRODUCTOR: Sergio Pizzorno
TRACKLIST:

1. “(Shiva)”
2. “Bumblebeee”
3. “Stevie”
4. “(Mortis)”
5. “Doomsday”
6. “Treat”
7. “Glass”
8. “Explodes”
9. “(Levitation)”
10. “Clouds”
11. “Eez-eh”
12. “Bow”
13. “S.P.S”

Comenta con tu cuenta de Facebook

Top Relacionadas
:)