Foto: Cuartoscuro.

Gobernador de Querétaro desconocerá recomendaciones de la CNDH

Continúan las reacciones de los militantes del PAN sobre el nombramiento de Rosario Piedra Ibarra como titular de la CNDH (Comisión Nacional de Derechos Humanos). Después de que el Partido Acción Nacional publicara una esquela acerca del fallecimiento de la autonomía de esta comisión, el gobernador de Querétaro declaró que no reconocerá a la activista como presidenta de la CNDH.

De acuerdo con El Universal, Francisco Domínguez Servién indicó que su gobierno no acatará ninguna recomendación que la CNDH emita para Querétaro. ¿La razón? Según el panista, la elección de Rosario Piedra Ibarra en el Senado no fue legal.

CIDH-Rosario-Piedra-Ibarra-Querétaro-gobernador

Foto: Cuartoscuro.

¿Y luego? De ahora en adelante, el gobierno de Domínguez Servién únicamente aceptará las recomendaciones de la Defensoría de Derechos Humanos de Querétaro.

Reposición del proceso de elección en la CNDH

Por lo pronto —aunque los muchachos del PAN llamaron a la unidad, mediante la Asociación de Gobernadores del PAN—, la Cámara de Senadores podría revirar esta polémica votación y reponer el proceso. Al menos esta fue la idea que dio Dominguez Servién para que no haya una división.

“Van a entrar en una crisis los derechos humanos y hacemos una reflexión para que se vaya a algo que nos deje satisfechos, no sólo a las fuerzas políticas, sino a la población”, declaró el panista a medios de comunicación.

Sin embargo, no es muy probable que se reponga la elección de la Rosario Piedra Ibarra como titular de la CDNH —quien hasta el momento ha sido cuestionada por la manera en que asumió el cargo y sus primeras declaraciones ante medios de comunicación.

¿Qué dijo AMLO?

De acuerdo con el presidente, el gobernador está en su derecho de disentir. Sin embargo, AMLO aprovechó el tiempo para echarle porras a la activista vinculada con Morena —recordó la trayectoria de Ibarra Piedra como activista en la búsqueda de desaparecidos.

De paso, Andrés Manuel López Obrador señaló que los gobernadores  —en general— deben abandonar la postura “conservadora”, aunque está difícil cambiar su pensamiento.