Foto: Cuartoscuro

Coahuila pone límites: Hasta 45 años de cárcel a quien agreda a personal médico

Durante los últimos meses, mientras la emergencia sanitaria por el coronavirus avanzaba galopante, una cosa se mantenía constante: las agresiones al personal médico. Discriminación, mensajes o violencia, prácticamente todos los días escuchábamos de algún caso preocupante contra doctores y enfermeras de nuestro país. Este semana, Coahuila puso límites penales… ya que eso de pedirlo por las buenas no ha tenido muy buenos resultados.

Gracias a una iniciativa recientemente aprobada, los delitos violentos acarrearán penas más severas si la víctima es personal médico.

Hospital Universitario de Monterrey registra brote de coronavirus entre su personal

De acuerdo con Alejandro Montenegro, periodista del medio Vanguardia, el Congreso de Coahuila endureció los castigos a quienes enfoques sus delitos contra el personal sanitario, las instalaciones hospitalarias y cualquier vehículo del sector salud.

“Proponemos incluir en los delitos de lesiones calificadas y homicidio calificado, cuando se cometa en contra de personas que desempeñan algún cargo, profesión, oficio, o actividad relacionada con la prestación de servicios de salud, es decir, no solo el personal médico, sino enfermeras, personal de laboratorio, camilleros, etc. que con motivo del ejercicio de sus funciones, atenten contra su integridad física”, menciona la iniciativa.

Entonces, ¿cómo quedan los castigos?

De acuerdo al nuevo sistema y a los cambios recientes en el Código Penal de Coahuila, el castigo de lesiones graves será castigado entre 9 y 21 años de prisión. Al mismo tiempo, se creó un nuevo delito —que castiga con dos años de cárcel— a quien discrimine al personal de salud.

Los castigos también se ampliaron para el homicidio: si la víctima era personal médico, la pena alcanza los 45 años de cárcel.

hospital-la-perla-enfermera

Foto: Enfermeras del hospital “La Perla” preparándose para atender pacientes con coronavirus.

La medida en Coahuila, aunque sorprendente por la cantidad de años que acarrean los castigos penales, no es ajena a la situación mexicana. En Oaxaca aprobaron aumentar en seis años de cárcel todos los delitos que tengan víctimas del personal de salud y a nivel federal, las propuestas para modificar los códigos penales siguen en aumento. 

*Con información de Vanguardia