Desde Chile: Así sobreviví al primer día de la Copa América

Después de un viaje de más de 12 horas en donde solo puedes estar sentado en un avión. De un traslado de cinco minutos en el aeropuerto de Lima a toda velocidad y de comer y comer en el aire, llegamos a Chile para ser partícipes de la Copa América 2015, lugar que nos llenó de sorpresas de inmediato.

Clima bastante gélido, una oscuridad que se posterga casi hasta las 9 de la mañana, dinero y más dinero que se te hace increíble, una ciudad totalmente moderna y que luce en cada una de sus calles lo increíble que puede ser, huelga de transportistas y repartidores de divisas en los bancos. Hay de todo y para todos.

Lo primero de lo que hay que hablar es del clima. De inmediato bajas de la aeronave y aunque pasas por un túnel cerrado, el frío comienza a calar en los huesos, algo para lo que no estábamos tan preparados, pero que hasta el momento no nos ha causado mayor daño.

image3

De ahí hay que pasarnos al tema de los dineros, sí, ya lo teníamos contemplado, pero no creíamos que fuera a ser de esa manera. Nos lanzamos a una casa de cambio en donde unos simples y casi nulos 1,500 pesos mexicanos se transformaron en la magnífica cantidad de 37,000 pesos chilenos.

sobrevivir chile dia 1 5

Pero ahí viene el problema. Sí, tienes miles y miles de pesos, pero así se te van. Obviamente no estás tan preparado para el frío, por lo que igual una chamarrita no te caería mal, así que corres a tu centro comercial más cercano para encontrarte con que algo para cubrirte está en casi 13,000 pesitos.

sobrevivir chile dia 1 2

Dices: “¡Va, me voy a dar ese gustito!”. Pero de pronto sales del lugar y te das cuenta que ese trapillo no es suficiente, que estás cansado y que un café no te caería nada mal, así que te vas corriendo y te encuentras con que un chocolate caliente te sale en 2,900.

sobrevivir chile dia 1

Se te baja la presión, sientes que el aire no llega bien a su destino, entonces si vas acompañado de alguien, ese alguien se lanza a la tienda más cercana para comprarte algo dulce: ¿un refresquito? “Pus me lo doy”, dices, pero apenas llegas a la máquina los ceros vuelven a aparecer: mil, sí, mil pesotes una botella de 600 ml que en México nos cuesta pagar en 15 (o lo que cueste).

sobrevivir chile dia 1 4

Es bastante curioso para nosotros, para ellos todo esto es algo normal. De sus denominaciones la más pequeña que hemos tenido en nuestras manos es la de 5 mil y aquí es como si fuera de esos de plástico de 50 pesos.

Un taxi llega a costar 120 pesos el minuto. Un chip para tu móvil anda en mil, pero lo tienes que poner una recarga de 10,000 para una semana. En fin, nos espera una gran estancia en Santiago, donde nos moveremos a las sedes del Tri para sus partidos en la justa.

No se pierdan nada de la cobertura que les traeremos en Sopitas Deportes desde todos lados.