Este lunes, la titular de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), Blanca Jiménez, presentó un nuevo proyecto de obra para mejorar el funcionamiento del Sistema Cutzamala. Esto permitiría aumentar el abasto de agua en el Valle de México durante la dura época de sequía.

Además esto daría solución al polémico y fallido intento por poner una “k” invertida mientras se realizaba un megacorte en la Ciudad de México.

¿De qué se trata? 

La idea es la construcción de dos múltiples de descarga en la Planta de Bombeo 5 de la Planta Potabilizadora Los Berros, es decir, dos líneas alteras de conducción de agua.

Estas nuevas tuberías van a ser más pequeñas que las líneas principales del Sistema Cutzamala y para instalarse no se correrá el riesgo de interconectarlas con las tuberías de alta presión, como sucedió con la famosa “k” invertida. Así lo explicó la directora de Conagua.

Una de las tuberías tendría una capacidad de 20 metros cúbicos por segundo y la otra 17.1 metros cúbicos por segundo.

Y eso no es todo

La segunda acción presentada por el titular de la Conagua es la deshidratación de lodos como producto de la potabilización en la Planta Los Berros. Esto permitiría recuperar agua e incrementar hasta 2 metros cúbicos por segundo el abastecimiento al Valle de México.

En este sentido, la jefa de gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, explicó que dos metros cúbicos por segundo equivale a 2 mil litros de agua por segundo, cifra que sería de mucha ayuda para las alcaldías de Iztapalapa y Tlalpan.