Recientemente la diputada de Morena, Dolores Padierna, aclaró por medio de sus redes sociales que el juez de control en el caso de Rosario Robles, Felipe de Jesús Delgadillo Padierna, es su sobrino.

A partir de ello surgieron varios señalamientos en contra de posibles conflictos de interés  por parte del juez y su determinación de otorgar a Chayito prisión preventiva.

Es por lo anterior que por medio de un comunicado, el Consejo de la Judicatura Federal (CJF) aclaró que en los Centros de Justicia Penal Federal los asuntos se asignan de manera aleatoria, automatizada y exclusiva a través del Sistema Integral de Seguimiento de Expedientes.

Además, aclaran que el juez Delgadillo Padierna consideró apropiada la medida de prisión preventiva ya que la imputada en cuestión presentó un domicilio distinto al que tenían registrado las autoridades, lo que “constituye la presunción de riesgo de fuga“.

El Consejo aclara que hasta el momento no se ha presentado una queja o recurso formal en relación a este asunto del juez, pero si se presenta será “resuelto en estricto apego a derecho“.

En este sentido, el presidente del CJF, Arturo Zaldívar, afirmó que existe una cero tolerancia a la corrupción pero también una “férrea defensa” de la independencia judicial del órgano.