74% de los contratos se dan sin licitaciones en el gobierno de AMLO, revela MCCI Aquí nos tocó vivir
Foto: Presidencia

74% de los contratos se dan sin licitaciones en el gobierno de AMLO, revela MCCI

En los casi cuatro meses de gobierno de AMLO, los megaproyectos de esta administración se basan en contratos sin licitaciones o competencia.

Hay de todo en los proyectos de AMLO: el Tren Maya en el sureste del país, el Aeropuerto en Santa Lucía, la Refinería Dos Bocas, en Tabasco, o la planta Termoeléctrica Huexca. Sin embargo, en los casi cuatro meses de su administración, las cosas en el rollo de las licitaciones han provocado las preguntas en medios de comunicación y organizaciones civiles. En este contexto, se ha revelado que el gobierno se ha saltado las licitaciones públicas, pues la adjudicación directa de los proyectos equivale al 74% de los casos.

De acuerdo con MCCI (Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad), el gobierno Federal ha utilizado sólo 18% del total de los contratos —28 mil 458— en sus distintos proyectos. En contraste, la adjudicación directa equivale al 74% y la invitación restringida ha sido al menos para tres personas, en 7%.


Y, ¿luego?, ¿qué significan estos datos? En primer lugar, que la administración de AMLO se ha decidido por la asignación directa para las obras más importantes —sin la necesidad de una competencia— y que esta no es la mejor práctica si se quiere combatir la corrupción —ya que mediante las licitaciones abiertas y transparentes propicia un mejor ejercicio en la competencia y ejecución de los proyectos—.

Foto: Presidencia

Van los ejemplos

Como mencionamos, en lo que llevamos de gobierno, se ha adjudicado de manera directa el 74.3% de los contratos registrados en Compranet. De los 28 mil 458 existentes, el 18.3% han sido por licitación pública y el 7% por “invitación restringida”.

Por ejemplo, el primer trancazo informativo del gobierno se dio en diciembre de 2018, cuando el mandatario anunció que Sedena (Secretaría de la Defensa Nacional) se encargaría de la construcción de las pistas y la terminal de Santa Lucía, al igual que su administración.

Luego, en enero de 2019, una filial no paraestatal de PEMEX (Petróleos Mexicanos) compró 671 pipas —en contexto del combate contra el huachicoleo— al gobierno, por un monto de 1, 765 millones de pesos —en asignación directa. Es decir, nada de competencias para dar este servicio— a cuatro empresas extranjeras y dos mexicanas.

La Refinería Dos Bocas también tiene sus detalles, ya que para su construcción se dio a conocer que cuatro empresas le entrarían —eso sí, por invitación restringida—. De acuerdo con MCCI, estas tienen en su expediente cargos por presuntos casos de corrupción.

Peeeeeero, según el gobierno Federal, este tipo de acciones se llevan a cabo por la urgencia de poner en marcha los megaproyectos que tiene como objetivo incentivar el trabajo y, por ende, la economía mexicana.

**Foto de portada: Presidencia.

Top Relacionadas
:)