China y EE.UU. están “al borde de una nueva guerra fría”, advierte el ministro Wang Yi

El coronavirus no sólo vino a ponernos en predicamentos en muchos aspectos económicos y sociales, también podría golpear en el ámbito político provocando una nueva guerra fría. Así es, el ministro de Relaciones Exteriores de China, Wang Yi, advirtió este domingo que China y EE.UU. están “al borde una nueva guerra fría” por culpa de la pandemia.

China y EE.UU. están "al borde de una nueva guerra fría", advierte el ministro Wang Yi

Foto: Getty images

Wang Yi explicó, a través de una conferencia de prensa virtual, que Estados Unidos está llevando las relaciones entre ambas naciones a un punto muy complejo. Se atrevió, como dijimos antes, a comparar lo que sucede entre su país y la nación encabezada por Donald Trump, con la famosa guerra fría entre la Unión Americana y la URSS el siglo pasado.

Para nadie es un secreto que China y EE.UU. sostienen una relación delicada en muchos aspectos, y suelen hacer ‘críticas’ de uno y otro en múltiples ocasiones. Sin embargo, de acuerdo con el Ministro, Estados Unidos está aprovechando la pandemia para atacar abiertamente a China.

China y EE.UU. están "al borde de una nueva guerra fría", advierte el ministro Wang Yi

Foto: Getty images

Algunas fuerzas políticas de Estados Unidos están tomando como rehén las relaciones entre China y Estados Unidos y empujando a nuestros dos países al borde de una nueva Guerra Fría (…) Además de la devastación causada por el nuevo coronavirus, un virus político se propaga en Estados Unidos“, explicó Wang Yi en una cita recogida por Swissinfo.

Las acusaciones de EE.UU.

Desde que el coronavirus comenzó a golpear fuerte a Estados Unidos, al grado de convertirlo en el epicentro de la pandemia, ese país ha lanzado fuertes acusaciones contra el gobierno del presidente Xi Jinping, haciendo referencia a un mal manejo de la situación por parte de China.

“Incompetencia de China provocó matanza masiva en el mundo”: Trump

Las acusaciones de las que habla el canciller de China las conocemos todos. Estados Unidos ha mencionado abiertamente que el coronavirus pudo haber surgido en un laboratorio del país asiático como consecuencia de un experimento fallido. Además, el propio Donald Trump acusó recientemente a China de ocultar datos importantes sobre la peligrosidad del virus.

China y EE.UU. están "al borde de una nueva guerra fría", advierte el ministro Wang Yi

Foto: Getty images

De acuerdo con Trump, China pudo haber detenido al coronavirus dentro de su territorio, pero no lo hicieron, por lo que ha mencionado incluso que el país asiático debería pagar —económicamente, claro está, con millones de dólares— por las consecuencias del virus surgido en Wuhan. 

La cuestión ahora es: ¿tiene razón EE.UU. al juzgar de esa manera a China, o únicamente está aprovechando la mayor tragedia mundial en mucho tiempo para lanzar un ataque frontal contra uno de sus principales rivales ecónomicos (empujándolos, como dice Wang Yi, a una nueva guerra fría)?