Foto: Cuartoscuro.

Crimen organizado lucra con medicamentos falsos en la pandemia, revela la ONU

La pandemia ha impactado tanto en el sistema de salud pública como en la economía y sus consecuencias han alcanzado a distintos sectores de la sociedad —en su cotidianidad, entorno y susceptibilidad ante la violencia ejercida por el crimen organizado. En este contexto, el Instituto de Investigación Interregional sobre Crimen y Justicia de la ONU (UNICRI) reveló que los cárteles mexicanos han aprovechado el COVID-19 para expandir sus negocios.

Y no sólo pasa en México, desde el crimen organizado en Italia hasta grupos terroristas han intentado aprovechar la pandemia y “poner en peligro la eficacia y credibilidad de las medidas de respuesta de los gobiernos”, aseguró la ONU en el reporte ‘Stop the virus of disinformation. The risk of malicious use of social media during COVID-19 and the technology options to fight it’.

El reporte de la ONU: pandemia y crimen organizado

En cuanto a nuestro país, el UNICRI señaló que el crimen organizado ha intentado expandirse desde el acercamiento con dueños de comercios —para apadrinar los negocios—, la venta de medicamentos falsos o promoverse entre la gente con la entrega de despensas y recursos.

Va el primer punto: el control de empresas y comercios.

crimen-organizado-pandemia-coronavirus

Foto: Cuartoscuro.

“Debido a la actual crisis económica creada por COVID-19, grupos criminales están adquiriendo el control y la propiedad directa o indirecta de empresas legítimas”.

Es decir, los cárteles aprovechan la crisis económica para presentarse ante las empresas como los “salvadores” y ayudarles a levantar el negocio —mediante préstamos o compra.

De esta manera, el crimen organizado se infiltra en la economía legal.

¿Qué hay de los medicamentos falsos?

La ONU reveló que el crimen organizado ya está en la producción de medicamentos falsos con el objetivo de repartirlos en farmacias pequeñas y medianas y de esta manera lograr su venta.

entrega-despensas-crimen-organizado-onu

Foto: @UNICRI

Como ejemplo está el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) que en colaboración con la Nueva Familia Michoacana y Los Granados incrementaron la producción de “falsificaciones de medicamentos” para distribuirlos en pequeñas farmacias y que estas vendan el producto a otros cárteles ubicados en Guanajuato, Jalisco, Guerrero y Michoacán.

Por último, los cárteles también han tomado funciones de los gobiernos municipales y estatales. ¿Cómo? Con la aplicación de “medidas sanitarias” que van desde la restricción de la movilidad hasta la repartición de despensas.

Hija de Guzmán Loera reparte “Chapo despensas” a adultos mayores de Jalisco

Aquí, la ONU señaló los casos del Cártel del Golfo —que repartió paquetes con desinfectantes, alimentos y hasta su logo— o las despensas que repartió una de las hijas del Chapo Guzmán en Guadalajara.

Pero ojo aquí, de acuerdo con la ONU, lejos de ser acciones en beneficio de la población, lo que hace el crimen organizado es proteger sus intereses ante una posible intervención integral del Estado.