El hombre de la foto es Emilio Botín, accionista mayoritario de Banco Santander, el mejor banco del mundo en el 2012 según la revista financiera británica Euromoney.

No es la primera vez que Santander

es designado el mejor banco del mundo. En los útlimos siete años, Santander ha sido seleccionado por la revista como el mejor de su ramo en tres ocasiones gracias a su agresiva política de expansión y consolidación en mercados emergentes.

Este año, Santander también fue seleccionado por revistas especializadas de latinoamerica como el mejor de Brasil, México y Argentina.

En medio de la crisis financiera global, el módelo financiero de Santander ha probado su exito: cada unidad es autónoma en términos de capital y liquidez, y supervisada localmente. El banco español compró bancos latinoamericanos más pequeños y consolidó su participación en empresas financieras de los mercados emergentes.

Pero eso no es todo. Santander es también el banco que más beneficios obtiene por su inversión. Gasta muy poco en los países en los que invierte y genera más beneficios que ninguno. Y México es uno de esos países.

Según los últimos analisis financieros México es el país en donde los bancos, no sólo Santander (BBVA, Banamex-City Group, HSBC, etc) cobran más intereses y comisiones por los servicios financieros. El costo de tener una tarjeta de crédito en México dúplica o hasta tríplica el que pagan los usuarios de estos servicios en los países de origen, generando utilidades muy superiores para estos consorcios en relación a la que obtienen en su país.

¿La Razón?

Simple: las regulaciones locales que impiden el abuso de las entidades financieras en el cobro de intereses y comisiones.

¿Cuál es pues el mejor banco del mundo?

La respuesta, claro, depende de a quien se le pregunte.

¿Tú que dices?