Foto: Twitter

Cuatro días después, PGR atrae investigación de periodista secuestrado en Michoacán

Pese a ver que la situación está que arde en cuanto las agresiones contra periodistas, la Procuraduría General de la República (PGR) se tomó su tiempo para decidir intervenir en el caso de Salvador Adame Pardo, reportero y director del canal de TV local de Múgica, Michoacán, que fuera plagiado el pasado 18 de mayo en la cabecera municipal de Nueva Italia.

Tras cuatro días de no darse ninguna señal o comunicación por parte del grupo armado responsable del secuestro, la procuraduría estatal pasó el caso a la PGR, no sin antes informar que tres horas después del plagio, comenzaron las investigaciones del caso, entrevistando a testigos que se encontraban en el lugar en el que Adame Pardo fue “levantado”.

El secuestro del director del Canal 6Tv se dio unos cuantos días después de que Javier Valdez, fundador del semanario Río Doce, fuera asesinado en Sinaloa. De acuerdo con Expansión, Adame Pardo fue privado de su libertad por un grupo armado cuando se encontraba en una planta purificadora de agua de su propiedad.

Luego de darse el plagio, un familiar del comunicador interpuso una denuncia ante las autoridades. Una vez que ésta fue confirmada, se dio a conocer que la Procuraduría del Estado emprendió las investigaciones correspondientes, aunque la información al respecto sería ofrecida de manera cautelosa.

Testigos de los hechos comentaron que Adame Pardo fue obligado a subir a una camioneta Ford color negro, la cual se dirigió hacia el poblado de Nuevo Coróndiro (también del municipio de Múgica), en el cual se ha detectado presencia de los cárteles La Nueva Familia Michoacana, Los Viagras, Cártel de Jalisco Nueva Generación, Los Caballeros Templarios y de El Cenizo.

De acuerdo con Expansión, Adame no cubría noticias relacionadas con hechos violentos debido a la presión ejercida por grupos criminales. Pero el temor no sólo era del bando delincuencial: el año pasado él y su esposa fueron detenidos y golpeados por elementos de la Policía Estatal, tras grabar el desalojo violento de mujeres que protestaban en la alcaldía de Nueva Italia.

Por otra parte, la prensa de Michoacán lanzó un desplegado en el cual exigió la aparición con vida de Adame Pardo. La llamada “Alianza para la Libertad de Expresión en Michoacán” pidió a la opinión pública; al gobernador del Estado, Silvano Aureoles, así como a todos los periodistas de la entidad a demandar justicia y seguridad”.

“Hasta el momento no se tiene la más mínima información de su paradero por parte de las instancias de la Procuraduría General de Justicia del estado de Michoacán (PGJE)”, reclamó el gremio, el cual -de común acuerdo- acordó no difundir el hecho, con el objetivo de “no entorpecer las primeras indagaciones de la PGJE y con ello no poner en riesgo la vida de Salvador Adame”. Pero como ya pasaron 72 horas del ocurrido el hecho y nomás no se ve nada de acción, han decidido alzar la voz.

“El tiempo transcurrió y de acuerdo con la información vertida por Frida Urtiz Martínez, esposa de Salvador Adame Pardo, y pese al respeto y cumplimiento de las recomendaciones hechas por las instancias de la PGJE, el silencio institucional ha sido hasta el momento la respuesta dada”, cita Proceso el desplegado de los comunicadores.

La Alianza para la Libertad de Expresión en Michoacán plantea seis demandas: el regreso inmediato de Salvador Adame, la atención y seguridad para la familia del periodista, el establecimiento de protocolos de seguridad que garanticen el ejercicio periodístico, garantizar la seguridad social de periodistas michoacanos, la realización de una audiencia con el gremio periodístico de Tierra Caliente y el impulso a Ley de Protección a los Periodistas Michoacanos (prometida en junio de 2016 por el gobernador Silvano Aureoles).