Tras la balacera en el corazón de Cuernavaca —donde el empresario Jesús García Rodríguez y el líder de comerciantes del Centro Histórico de este municipio, Roberto Castrejón perdieron la vida—, Cuauhtémoc Blanco, gobernador de Morelos, pidió la ayuda del gobierno Federal para ponerle punto final a la “delincuencia organizada”. De acuerdo con el exfutbolista, los gobernadores no pueden solos y necesitan del apoyo Federal para enfrentar una situación que suma día a día decesos.

En conferencia de prensa, Cuauhtémoc Blanco y su equipo confirmaron la detención del presunto autor material del ataque durante la manifestación de comerciantes, se trata de Maximiliano “N”, quien fue detenido por policías municipales al momento de escapar, entre el caos y la confusión que se derivaron. Estos fueron los datos que las autoridades cuentan, por el momento.

El reporte

Como se observa en las imágenes difundidas sobre el ataque, el sujeto que agredió a Jesús García y Roberto Castrejón portaba una sudadera negra y, además portaba un arma. Sin embargo, la información sobre el arma de fuego la completó la Fiscalía General de Morelos, al revelar que la pistola es una Glock 9 mm y, de acuerdo a las pruebas periciales, estuvo en resguardo de la Fiscalía en noviembre de 2017, ya que la Comisión Estatal de Seguridad Pública la entregó como parte del plan de custodia, ya que en su historial, el arma había sido utilizada en otros hechos delictivos, ¿cuáles? Las autoridades aún no dieron detalles.

Foto: Cuartoscuro.

Por lo pronto, la agresión directa en contra de los periodistas o los comerciantes que se manifestaban está descartada y… en un esbozo las autoridades podrían suponer que se trató de un ataque directo en contra de las dos personas que perdieron la vida.

Sobre Maximiliano “N” —y a pesar de la primera conferencia de las autoridades tras la balacera—, la Fiscalía indicó que se trató de un solo agresor. ¿Y luego?, ¿qué sigue? Mientras la investigación avanza, Cuauhtémoc Blanco pidió el apoyo de las autoridades federales para contener la violencia originada por el crimen organizado y respondió a los señalamientos de la diputada Lucía Meza, quien declaró que si el gobierno del ex seleccionado nacional no podía, entonces renunciara.

¿Qué dijo Blanco? La acusó de estar vinculada a la administración pasada, la de Graco Ramírez. Sólo para contextualizar, medios de comunicación han señalado que tanto Jesús García como Roberto Castrejón eran críticos de Cuauhtémoc Blanco y se encontraban en pleno diálogo con el gobierno cuando comenzó la balacera.

**Foto de portada: Cuartoscuro.