Este miércoles, el gobernador de Morelos, Cuauhtémoc Blanco, presentó ante la Fiscalía General de la República (FGR) denuncias de hechos en contra del exgobernador Graco Ramírez; su esposa, Elena Cepeda Ponce de León; su hijo Rodrigo Gayosso Cepeda; y el notario Alberto Barona Lavín.

Se les imputa delincuencia organizada, defraudación fiscal y operaciones con recursos de procedencia ilícita. Por medio de su cuenta de Twitter, el gobernador afirma que estos funcionarios de la pasada administración “saquearon, lastimaron y traicionaron al pueblo de Morelos”.


De acuerdo con el asesor anticorrupción del Poder Ejecutivo Estatal, Gerardo Becerra Chávez, esta es la primera vez que se presenta una denuncia en contra del exgobernador. Para ser más exactos, el asunto tiene que ver con la compra-venta de dos inmuebles en zonas residenciales de Morelos, mismas que se llevaron a cabo entre integrantes de la familia Ramírez-Cepeda.

Pa’ pronto, pudo haber una triangulación para la transacción con los inmuebles y se manipularon los costos de las propiedades. El total de esta operación sería de 22 millones de pesos. 


Al exterior de las instalaciones de la FGR, el gobernador Blanco señaló que recibió amenazas y que son estas denuncias se va a desatar una guerra política en su contra.