Como todo el mundo sabe, Cuba es uno de los países punta de lanza en lo que respecta a medicina (tanto así que los médicos son una de las cosas que más exportan al mundo)… pues bueno, ahora los cubanos le dan una esperanza a la humanidad y dan un paso en la batalla contra el VIH.

Y es que, según El País, cada año en el mundo 1.4 millones de mujeres con VIH se quedan embarazadas y si no reciben tratamiento, las posibilidades de que transmitan el virus al bebé durante la gestación, el parto o la lactancia oscilan entre el 15% y el 45%.

Así que uno de los objetivos de la medicina contemporánea era cortar el círculo vicioso que provoca la continuación de un virus que llevamos los humanos décadas combatiendo sin que aún hayamos encontrado una cura efectiva. Pero Cuba nos ha ayudado a dar los primeros pasos seguros, así lo declaró la Organización Mundial de la Salud (OMS).

En una ceremonia en la sede de la Organización Panamericana de la Salud en Washington, la OMS entregó a Cuba la primera certificación del mundo que avala que un país ha logrado el reto doble de eliminar la transmisión de madre a hijo del VIH y, también, de la sífilis congénita.

abanderada-brigada-medica-brasil-foto-joseraul-rodriguez

La directora de la Organización Panamericana de la Salud, Carissa Etienne, dijo:

“Se ha ganado una gran batalla en la lucha contra el sida. Representa un gran paso para Cuba hacia una generación libre de sida”

Al parecer las probabilidades de la transmisión del virus de madre a hijo caen de un 45% a 1% si se suministran retrovirales a la madre durante todas las etapas en las que se puede dar la transmisión.

Y es que, a diferencia de muchos países, Cuba tiene una cobertura sanitaria universal y asequible.

Ante esto Etienne agregó:

“El éxito de Cuba demuestra que el acceso universal y la cobertura universal de salud son factibles y de hecho son la clave del éxito, incluso en contra de desafíos tan complejos como el VIH”.

El ministro cubano de Salud, Roberto Morales Ojeda, dijo:

“(Cuba difruta de un servicio público de salud) gratuito, accesible, regionalizado, integral y sin discriminación, basado en la atención primaria de salud”.

El  éxito lo atribuyó a una voluntad política y un compromiso real por la salud. Además de la participación de las comunidades en los programas de atención y prevención.

Para Etienne la cobertura universal de salud no sólo ayuda a luchar contra este tipo de enfermedades, además puede ser un gran escudo para prevenir y contener epidemias como el Ébola.

“Si tienes un sistema de salud fuerte que está basado en atención primaria y acceso y cobertura sanitaria universales, puedes afrontar cualquier desafío, ya sea un desastre natural o enfermedades contagiosas”.

Es por eso que mucha gente en Estados Unidos defendía el Obamacare, ya que antes de esta propuesta, este país no tenía acceso universal a la salud, lo que hacía que en nuestro vecino del norte hubiera enfermedades que difícilmente se presentarían en un país como el nuestro (aunque aquí lo que abundan son enfermedades relacionadas con una situación económica vulnerable).

El caso cubano es ejemplar, la manera tan activa en que el gobierno enfrenta a la sífilis y al VIH debería impulsar a otros países a concentrarse en ganar este tipo de victorias para tener generaciones de ciudadanos que no tengan que lidiar con estos problemas.

Cuba ha implementado en los últimos años medidas como cuidado prenatal temprano y pruebas de VIH y sífilis tanto para las mujeres embarazadas como para los padres. También proporciona tratamiento a las mujeres que dan positivo y a sus bebés, además de fomentar medidas de prevención como el uso de preservativos, entre otros.

Recordemos que la lucha no termina con evitar contagios sino que, como dice la UNICEF, hay que buscar la garantía a una vida con el mejor tratamiento posible a los niños que ya viven con VIH y evitar que sean discriminados.

@plumasatomicas