Aunque Cuba no está libre del brote mundial del coronavirus, continúa con su tradición de apoyo médico a los países que lo necesitan y, por primera vez, se hace presente en un país desarrollado para echar la mano.

Ampliamente difundidas en redes fueron las imágenes de médicos y enfermeros cubanos cuando se disponían a partir hacía Italia. Lo mismo, los videos cuando los procedentes de la isla llegaron a la región de Lombardia, punto central del brote que aqueja de forma grave al país itálico.

Médicos de Cuba en Italia

Foto: Twitter

De acuerdo con Granma, un total de 53 médicos y enfermeros de Cuba arribaron el sábado al norte de Italia. La llegada de los especialistas cubanos fue tras el pedido de ayuda hecho por las autoridades italianas, ante la falta de personal en los hospitales que ya lucen a tope de pacientes afectados por el COVID-19.

Tras la difusión de esta noticia, en redes sociales no faltaron quienes sin nada de sustento aseguraran que los médicos de Cuba carecen de conocimientos para apoyar en contingencias como la que se vive en este momento en Italia. Nada más equivocado: “Se trata de personal altamente especializado que ya ha combatido contra el ébola y que sabe tratar este tipo de enfermedades”, aseguró el consejero de Sanidad en Lombardía, Giulio Gallera.

Los médicos y enfermeros de Cuba trabajarán con sus colegas de China que este fin de semana llegaron a Milán. Ambos equipos apoyarán en la región de Lombardia, la cual en un solo día reportó la muerte de 209 personas a causa del coronavirus. ¿La razón? Según las observaciones de los chinos, que todavía halla demasiada gente en las calles.

Aunque la ayuda médica de Cuba a otros países no es nueva, ésta normalmente se hace en regiones de Latinoamérica y África, que no cuentan con recursos para enfrentar crisis sanitarias. Según indica El País, es la primera vez que especialistas cubanos acuden a auxiliar a un país en desarrollo.

Además de a Italia, Cuba envió brigadas médicas a Suriname, Granada, Venezuela y Nicaragua… esto pese a que la isla no está libre de las afectaciones por el coronavirus: tiene 35 casos confirmados y 900 personas aisladas por ser sospechosas de portar el virus.