Al menos 85 cuerpos dentro de tráileres en Jalisco no podrán ser identificados

¿Recuerdan que el año pasado encontraron varios tráileres deambulando con cuerpos dentro de cámaras refrigeradas en el estado de Jalisco? Resulta que era la manera en que la Fiscalía General del Estado y el Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses almacenaba los cuerpos para las investigaciones debido a que ya no tenía espacio en las instalaciones correspondientes.

Recientemente, la Comisión Estatal de Derechos Humanos de Jalisco (CEDHJ) reveló al presentar su informe que debido a las condiciones en las que se manejaron los 380 cuerpos en total, será imposible identificar al menos a 85.

Explicaron que los cuerpos no van a poder ser identificados debido a que no tuvieron las condiciones adecuadas de preservación y mucho menos de almacenamiento, por lo que cualquier dato que pudiera indicar la fecha de ingreso, el lugar en que murieron, la carpeta de investigación por el caso, las actas ministeriales, etc. quedó perdido.

¿Aún más escalofriante? Del total de cuerpos que no van a poder ser identificados, 37 son de recién nacidos.

Y no es lo único que denuncian.

La acumulación de cadáveres que llevó a una crisis de almacenamiento en año pasado fue provocada, en gran medida, porque al ser encontrado el cuerpo de una persona no identificada, las autoridades no realizan las pruebas adecuadas inmediatamente para su identificación, por lo que los cuerpos se fueron acumulando hasta el punto de no poder ser identificados.

Increíblemente algunos cuerpos (la mayoría) estuvieron en el IJCF por entre cinco meses y tres años y medio.

Obviamente una de las principales exigencias es una disculpa pública para los familiares por parte del director general del IJCF, Gustavo Quezada, así como del actual fiscal del estado, Gerardo Solís.

Exigen además a la actual administración que se ponga solución a estas malas prácticas, ya de lo contrario volvería a pasar lo mismo que en la administración pasada.