ecatepec-prestamo-tanques-oxigeno Aquí nos tocó vivir
Foto: Cuartoscuro.

¡Cuidado! Utilizar oxígeno industrial podría generar daño pulmonar

El uso de oxígeno industrial frecuentemente puede provocar daño en los pulmones si se utiliza por mucho tiempo. Acá te explicamos.

En los últimos meses, debido a la pandemia de COVID, se ha registrado una escasez importante de oxígeno medicinal, tanques y concentradores en todo el país, aunque más acentuado en grandes ciudades como el Valle de México. Sin embargo es sumamente importante verificar con el proveedor que lo que se compra es oxígeno medicinal y no industrial. 

¿Cuál es la diferencia? El oxígeno que se usa se obtiene del aire de la atmósfera pero para conseguirlo hay que almacenarlo en tanques. Primero se comprime, se filtra y se enfría, etapa en la que se separa el oxígeno del nitrógeno.

El oxígeno de uso medicinal debe estar prefiltrado para evitar bacterias y que esté libre de cualquier otro gas. Se necesita una pureza del 99.9%.

tanque-oxigeno-puebla-robado

Foto: Cuartoscuro

Por otro lado, en el oxígeno industrial no hay riesgo de que tenga otros contaminantes porque se usa en procesos de combustión.

Utilizar oxígeno industrial para resolver el problema de forma momentánea puede ayudar pero si se emplea frecuentemente podría tener efectos secundarios como irritación pulmonar. Así lo explica Carlos Rius Alonso, académico de la Facultad de Química de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). 

Oxígeno medicinal

En los hospitales se almacena el oxígeno en forma líquida, luego se evapora y se le baja la presión de acuerdo con la demanda. Un tanque de oxígeno tiene más o menos 12 kilos o 6 metros cúbicos de oxígeno, lo suficiente para 3 o 4 días dependiendo de las necesidades del paciente.

La salida del oxígeno se regula con dos válvulas, un manómetro de alta presión y otro de baja presión.

tanques-oxigeno-crimen-organizado

Foto: Cuartoscuro

En México hay dos compañías que producen la mayor parte del oxígeno que se distribuye en el país, pero la infraestructura para generarlo no es suficiente ante la alta demanda por la pandemia de COVID.

Es importante mencionar que se requieren equipos específicos, criogénicos, los cuales no se fabrican en cantidades masivas. De igual forma los tanques que se usan para almacenarlo deben cumplir estrictas especificaciones por la alta presión que necesitan. 

Rellenar un tanque es un proceso lento pues de líquido se tiene que convertir a vapor. Es por eso que una alternativa, de acuerdo con los expertos, son los generadores de oxígeno, ya que dependiendo del modelo pueden producir de uno a cinco litros por minuto.


Comenta con tu cuenta de Facebook

Top Relacionadas
:)