Quién iba a imaginar que dar un alto puesto en el organismo público encargado de promover y estimular el desarrollo tecnológico y científico de México a un tipo que no tiene siquiera estudios de licenciatura iba a traer tantos problemas… ¿quién? Pues todos, menos el gobierno federal, al que se le ocurrió designar a David Alexir Ledesma, un joven que cursa el tercer semestre de Comunicación, como nuevo subdirector de área en el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt).

Edificio del Conacyt

Pfffffffffff… y sí: como era de esperarse, al conocerse la designación del señalado exasesor de discursos de Dolores Padierna (¿cuál influyentismo?), la golpeada comunidad científica y académica del país pegó el grito al cielo y comenzó con una ola de críticas contra la administración de AMLO, calificando el movimiento al interior del Conacyt como “una burla” y una muestra de que la 4T también gusta de moverse con palancas. Por cierto, el buen David Alexir Ledesma también trabajó con el ahora encargado de coordinar a los medios públicos del Estado, Jenaro Villamil.

De acuerdo con El Universal –con información de la Secretaría de la Función Pública– Ledesma percibe un sueldo que ya quisieran muchos investigadores con doctorado y toda la cosa: 44 mil 366 pesos mensuales, esto al desempeñarse como encargado de la información estratégica del Conacyt… lo cual lo hace estar al frente de la interlocución del principal organismo científico del país con instituciones nacionales e internacionales.

Tras la avalancha de mentadas de mother, el Conacyt emitió un comunicado en el que se desmiente que David Alexir Ledesma nomás tenga hasta el tercer semestre de Comunicación, como se acusa en las redes… también se aventó el taller de Fotografía que se ofrece en las prepas de la UNAM, lo cual lo hace un muy calificado auxiliar laboratorista químico (cof, en épocas del photoshop, cof). Ehrrrr… bueno, también se reventó un diplomado en el Centro de Creación Literaria “Xavier Villaurrutia” y estudió en la Facultad de Química de la UNAM por cuatro años (sin concluir, al parecer… de haberlo hecho, se presumiría).

En la síntesis curricular de David Alexir Ledesma, en la que nomás les faltó poner que se ganó estrellita en el kínder, el Conacyt resalta que el susodicho, de 29 años, escribió algunos poemarios, ha colaborado en diversas publicaciones, y ha sido ganador de concursos literarios.

A lo largo de su trayectoria, Ledesma “se ha especializado en temas como derechos humanos, diversidad, juventudes y género”, indica el comunicado en el que se acusa que la información divulgada contra el flamante nuevo funcionario sólo busca difamar un proyecto como el que trae la 4T, el cual busca “impulsar las humanidades, las ciencias y las tecnologías en favor del avance del conocimiento”.

Foto: Reporte Índigo

Ahhh… y pese a que lo que más se juzga en el nombramiento de Ledesma sea su falta de credenciales académicas, el gobierno federal reprueba que para tirarle se recurra a “elementos estigmatizantes por razones de juventud y de apariencia física”.