Demuestran las adicciones de Hitler

El documental “Nazi Underworld – Hitler’s Drug Use Revealed” de National Geographic, reveló que el Fürher consumía 80 medicamentos al día y cocaína; según informes médicos y cartas de su médico personal, Theodore Morell.

The Mirror, informó que Hitler consumía un cóctel de más de 80 fármacos, que incluían anfetaminas, morfina e incluso veneno para ratas; según informes de Theodore Morell, su médico personal, Hitler recurrió a la cocaína para aliviar dolores del pecho y de garganta.

Las notas de Morell revelan que el dictador era hipocondriaco, estaba aterrorizado de padecer cáncer, paranoico por los resfriados y tomó más medicamentos para controlar su presión arterial. Después de que el médico fue capturado por los aliados y acusado de negligencia criminal, confesó la administración de opiáceos, morfina, barbitúricos y anfetaminas – desató la especulación de que las drogas habían exacerbado comportamiento errático del dictador.

El año pasado salieron a la luz, cartas y registros médicos, incluidos los informes acerca de Hitler, el documento de 47 páginas indica, que era maníaco depresivo y que recibió inyecciones para la virilidad que contenían semen de toro para aumentar su libido.

Los problemas de digestión de Hitler (constantes flatulencias) lo impulsaron a convertirse en vegetariano; el consumo excesivo de sus píldoras “anti-gas” le generó problemas hepáticos e ictericia. Algunos de sus otros médicos, incluso especularon que estaba siendo envenenado por Morell. Hitler los despidió por “tontos”. Los informes mostaron que Hitler consumió cocaína en polvo para “limpiar sus fosas nasales y aliviar la garganta” y utilizaba gotas oculares diluidas con 10% de cocaína.

hitler_morell

Morell  le prescribió inyecciones virilidad (inyecciones de testículo de toro con azúcar de uva) para aumentar su deseo sexual

“Morell dio a Hitler una preparación llamada Testoviron, una especie de preparación de testosterona, antes de que Hitler tuviera intimidad con Eva Braun”, declaró el historiador de Cambridge University, Richard Evans

Hay un incidente documentado en el que Hitler parece estar drogado durante una reunión con el dictador italiano Mussolini.

coca_hitler

En el caso de Adolf Hitler, no existe registro de padecimiento físico o mental en la cúspide de su poderío. Es al final de su vida cuando desarrolla una fuerte adicción a la cocaína aunada a la enfermedad de Parkinson. Unos estudios le definen como psicópata neurótico; otros, como obsesivo por el miedo al contagio por vía de sangre, y ha sido probado que durante toda su vida le afectó la monorquidia, (tener sólo un testículo).

Los males psiquiátricos de Adolf Hitler han dado para estudios de todo tipo pero no hay nada que indique que las decisiones que tomó estuvieran fuera de sus cabales.