En contexto de la lucha para erradicar la violencia de género y las cifras de mujeres, niñas y adolescentes violentadas en nuestro país, una paradoja se tejió en Jalisco, justo en la Fiscalía Estatal, donde uno de sus empleados —un policía investigador– violó los derechos de su expareja, cuando ella intentó denunciarlo. Y en pleno abuso del poder, el policía se burló en redes sociales de esta situación: Fue a ponerme una denuncia en la Fiscalía y yo fui quien la atendió. Más tarde, las autoridades dieron de baja a José Guadalupe “N”.

En el historial de las denuncias hechas por la expareja de José Guadalupe “N” se cuentan las agresiones físicas. En 2016, la mujer decidió separarse del expolicía. Sin embargo, José “N” continuó violentándola. La última vez fue afuera de la casa de la víctima, a quien el exservidor público le provocó un esguince cervical.

Agresión-policía-Fiscalía-Jalisco

Foto: especial

Ante esto, la mujer acudió a la Fiscalía para presentar una denuncia. ¿Qué sucedió? El “agente” sólo atinó a burlarse de la víctima en redes sociales —mediante un perfil falso. Pero Andrea —la mujer que fue agredida— no se quedó con los brazos cruzados y también denunció los hechos en redes, señalando a las autoridades estatales por la inacción ante las agresiones.

Denuncia-contra-policía-fiscalía-jalisco

Foto: especial.

La respuesta

“La Fiscalía del Estado (FE) informa que a partir de este 1 de mayo da por concluida la relación laboral que sostenía con José Guadalupe “N”, quien hasta este 30 de abril se desempeñó como policía investigador B, esto tras los señalamientos en su contra en los que presuntamente está involucrado en un conflicto de violencia familiar“, se lee en un comunicado que difundió la FE.

De acuerdo con las autoridades, ya existe una carpeta de investigación en contra del expolicía y aclaró que este nunca tuvo acceso a la información o al proceso que se seguía en su contra. Como conclusión, la Fiscalía aseguró que no protegerá a ningún trabajador que actúe al margen de la ley.

Sin embargo, pasaron varios intentos por denunciar a José Guadalupe “N” y ahora la Fiscalía y el Centro de Justicia de las Mujeres deberán encargarse de brindar protección a la víctima, pues vale mencionar que no sólo con la destitución del agresor se erradica el problema y aún continúan los riesgos, en un país donde la violencia de género no cesa.

**Foto de portada: Cuartoscuro.