Este miércoles, 13 de marzo, las cosas en la Torre Bancomer se pusieron un poco tensas después de una amenaza de bomba al interior del edificio corporativo ubicado en Paseo de la Reforma. Las autoridades desalojaron a los empleados y trabajadores de las instalaciones pero todo está controlado.

El banco asegura que “en ningún momento se ha visto comprometida la seguridad de los colaboradores y visitantes”. 

De acuerdo a Quadratín México, la intensa movilización arrancó minutos antes del mediodía porque la policía había recibido una llamada de emergencia para alertar sobre un supuesto aparato explosivo. Las autoridades, acompañadas de personal de la Fuerza de Tarea de la Secretaría de Seguridad Pública, llegaron a desalojar a los “cientos de empleados y ocupantes”. Así lo dictan los protocolos regulares de seguridad.

La calle de Lieja, aledaña al edificio, se cerró completamente mientras se realizaba el operativo.

La amenaza de bomba fue recibida por correo electrónico, así lo informaba el área de prensa de Bancomer. Supuestamente, se recibieron denuncias anónimas que comprometían la seguridad de las sedes corporativas de la institución bancaria en México.