En 2015 fue promovido un juicio político en contra de Jesús Murillo Karam, exprocurador General de la República, por haber destruido pruebas y distorsionar los hechos que ocurrieron el 26 y 27 de septiembre de 2014 en Iguala, Guerrero.

Este martes, la Subcomisión de Examen Previo de la Cámara de Diputados, por mayoría de votos, desechó esta demanda argumentando que es un juicio “improcedente”.

“No se desprende imputación directa alguna en contra del indicado o denunciado respecto de algún acto u omisión que dicho imputado hubiere realizado y omitido realizar en el ejercicio de sus funciones como servidor público”.

Pa’ pronto, que no se puede probar que el exfuncionario haya realizado u omitido realizar algo durante sus funciones.

Fueron 7 votos a favor y cuatro en contra. Sin embargo, la subcomisión pidió a la Fiscalía General de la República y a la recién creada Comisión de la Verdad que realice todas las acciones para encontrar la verdad “de manera urgente y vigorosa” por los derechos de las víctimas y sus familiares.

Recordemos que justamente fue Murillo Karam, en su cargo de procurador, quien ofreció la polémica y desmentida “verdad histórica” de que a los 43 normalistas desaparecidos los habían asesinado y quemado en un basurero de Colula.

Precisamente la solicitud de juicio político contra Karam especificaba que esta versión “era un engaño” y que la PGR había distorsionados los hecho, así como destruido pruebas.

Comentarios

Comenta con tu cuenta de Facebook