Foto: especial.

Para sobrevivir “tenemos incluso que destruir la naturaleza”, dice candidata a la CRE

La ONU ha llamado a la comunidad internacional para tomar acciones sin “precedentes” y así evitar una catástrofe medioambiental, los investigadores del Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente han puesto la alerta si es que queremos construir un futuro para nosotros y las especies que habitan el planeta Tierra. Sin embargo, acá en México es otra cosa, porque un poquito de “destrucción” de la naturaleza no le viene mal a nuestra sociedad. ¿Qué?, ¿quién dijo eso? Lo crean o no, las ternas para ocupar un lugar en la Comisión Reguladora de Energía (CRE) están de regreso y en su versión recargada, ya que en su comparecencia, la investigadora de la UNAM Norma Leticia Campos aseguró que para satisfacer “nuestras necesidades básicas” hay que destruir a la naturaleza.

Y no sólo eso, desde su punto de vista como experta en Economía del Sector Energético, la investigadora agregó que el problema del C02 (Dióxido de Carbono) “no es tan grave” frente al cambio climático —¿?—. En fin, aquí les va la historia de su comparecencia, el día de ayer en la Comisión de Energía del Senado.

“A fuerza tenemos que apropiarnos de la naturaleza, transformar la naturaleza, incluso destruir la naturaleza”

Norma Leticia Campos Aragón compareció en la Comisión de Energía de la Cámara de Senadores —como saben, por el rollo de que AMLO repitió los candidatos y candidatas para ocupar un lugar en la CRE, después de que fueron bateados en la Cámara Alta por el desconocimiento que mostraron frente a temas claves y hasta básicos del sector energético—. En la sesión de preguntas, Norma Leticia Campos pasó a la posteridad de los “osos” cometidos por sus colegas con las declaraciones que ya comentamos.

Sin reparos, la investigadora aseguró que nuestras necesidades son lo primero: “Tan importante como el medio ambiente somos los seres humanos. Entonces, sí hay que cuidar la naturaleza, pero hay que entender que NO podemos sobrevivir si no hacemos un uso de la naturaleza. Bueno, a fuerza tenemos que apropiarnos de la naturaleza, transformar la naturaleza, incluso destruir la naturaleza para satisfacer necesidades básicas”.

¿Qué tal? Otra de sus frases que causaron polémica fue sobre el Dióxido de Carbono —un gas que si bien no es tóxico pero que con las actividades humanas propicia el aumento de la temperatura en la superficie terrestre—, del que dijo no representaba un problema de gravedad como para la implementación de estas medidas del cambio climático, que sí tienen un costo muy fuerte en la industria“.

Lo que dice la ONU

Sólo para contextualizar, los investigadores del Programa de Naciones Unidas han expuesto en el informe Perspectivas del Medio Ambiente Mundial, que nuestro entorno se ha deteriorado ante las actividades de los seres humanos, su necesidad de producir y consumir. ¿Las consecuencias? El cambio climático acelerado, que Donald Trump ignora en sus políticas ambientales —ya hasta Estados Unidos abandonó el Acuerdo de París—, por aquello de que la producción y la industria no deben cesar. Esto, a pesar de que el CO2 se incrementa en nuestra atmósfera y, por ende, la temperatura global.

Los candidatos para la CRE

Pero regresemos a México, porque esta no fue la única polémica en la sesión de la Comisión de Energía. Tanto Norma Leticia Campos y Ángel Carrizales repartieron reclamos entre los senadores que llevaron a cabo la evaluación, todo porque Xóchitl Gálvez mostró en la tribuna unas orejas de burro para desacreditarlos.

Luego, Edmundo Sánchez Aguilar, ingeniero industrial egresado del Tec de Monterrey, se negó a responder las preguntas de Gálvez y Raúl Paz, argumentó que no le gustaba perder el tiempo y abandonó su comparecencia.

En fin, mientras esto sucede, el PAN (Partido Acción Nacional) prepara un amparo contra las ternas que el presidente Obrador reenvió al Senado, al repetir 11 de los 12 candidatos que originalmente se presentaron, tras los “osos” que solitos se aventaron en su primer intento por acceder a un lugar en la CRE.

**Foto de portada: especial.