Aquí nos tocó vivir

Policía comunitaria de Guerrero detiene a sujetos con casi 15 mil litros de huachicol

Mientras nos enteramos que la población de Santa Ana Ahuehepan, Hidalgo, retuvo a militares tras un operativo contra el huachicoleo; en Guerrero, la policía comunitaria de la Unión de Pueblos y Organizaciones del Estado (UPOEG) detuvo a cuatro sujetos —con alrededor de 15 mil litros de gasolina— que supuestamente se dedican al huachicoleo.

De acuerdo con la UPOEG, todo sucedió en las inmediaciones del Ocotito, en Chilpancingo, alrededor de las 02:00 horas, del domingo pasado. Según su versión, los sujetos fueron sorprendidos ordeñando una pipa cargada de gasolina, en la autopista del Sol México Acapulco.

Les decomisan alrededor de 15 mil litros de combustible

En la autopista, se decomisaron cerca de siete mil litros de gasolina y ocho mil litros que estaban escondidos en una bodega, ubicada en Buenavista de Salud, en la zona de Chilpancingo. Además de los cuatro sujetos que estaban entrándole a la ordeña, la policía comunitaria dio a conocer que encontró y detuvo a un hombre que portaba un rifle AR-15 y una pistola.

Foto: La Jornada

La reacción del gobierno de Guerrero

Y, ¿qué dijo el gobierno de Héctor Astudillo Flores? Mediante Roberto Álvarez Heredia, vocero de Seguridad de Guerrero, confirmó la detención de estos sujetos y explicó que la Policía Estatal se lanzó al lugar para verificar el reporte de la ordeña de combustible.

Según Álvarez Heredia, alrededor de las 09:50 horas, la policía recibió un reporte sobre la policía comunitaria, que tenía retenida una pipa y a un grupo de personas —presuntos huachicoleros—, además de armamento que se “desconoce de dónde lo obtuvieron”.

Foto: Ezequiel Flores/Proceso

De acuerdo con La Jornada, el robo apunta a 16 bidones, 1oo garrafasy de paso también se ubicó una camioneta con reporte de robo— que contabilizan alrededor de 15 mil litros de combustible.

El reporte de Silimpia

En esta época del problema de la distribución de gasolina, la promesa de que no existe desabasto y los operativos que se llevan a cabo en zonas dedicadas al huachicoleo, así como la vigilancia de los ductos de Pemex (Petróleos Mexicanos), esta noticia no pasó desapercibida.

Aún menos cuando se dio a conocer que entre los sujetos detenidos se encuentran dos presuntos empleados de la empresa de seguridad privada Silimpia —de la que es dueño Igor Aguirre, sobrino del exgobernador Ángel Aguirre, de acuerdo con Proceso—.

Investigaciones de Proceso apuntan a que esta empresa ha tenido la adjudicación de contratos irregulares con el gobierno de Guerrero —por el concepto de seguridad privada en el parque industrial El Ocotito y la limpieza en los hospitales de Acapulco—.

Mientras, la policía comunitaria ha señalado que los empleados de Silimpia se han dedicado a facilitar el huachicoleo en esta zona —donde la red opera de manera frecuente en horarios nocturnos y almacenan el combustible en bodegas—.

Ante el reporte de Proceso, el vocero de Seguridad de Guerrero salió al paso para desmentir los vínculos entre la empresa y Astudillo.

En Twitter, aseguró que el gobernador “no solapa delincuentes ni actos de corrupción”. Además, calificó de “artículo dudoso” al texto de Proceso y finalizó su mensaje de esta manera:

“Pero en fin. No hay disposición de cambiar las cosas. Siempre triunfa el deporte del odio y la confrontación”.

**Foto de portada: La Jornada-Ezequiel Flores/Proceso.

Comentarios