A principios de agosto se registraron un par de ataques contra tortillerías de Celaya, después de que los comerciantes de la zona denunciaran las extorsiones a las que eran sometidos por parte del crimen organizado. Sin embargo, no se quedaron sólo en este municipio, pues comerciantes de San Miguel de Allende levantaron la voz contra este delito. Llegamos a septiembre y la Fiscalía General de Guanajuato (FGE) dio a conocer la detención de una banda que presuntamente se dedicaba a la extorsión y podría ser la orquestadora del ataque contra las tortillerías en Celaya.

Y lo más alarmante, de los ocho sujetos detenidos, dos eran elementos de seguridad pública —se trata de Arnulfo “N”, Juan “N”, Martín “N”, Arnulfo “N”, Leonel “N”, Juan “N”, Isaí “N” y Gerardo “N”.

Homicidios y extorsiones 

Al momento de la captura, la Fiscalía y la Secretaría de Seguridad Pública Estatal lograron asegurar 800 mil pesos en efectivo y joyas —las autoridades tienen la hipótesis de que los recursos son resultado de las extorsiones que la banda hacía a sus víctimas.

detienen-banda-extorsionadores-Guanajuato

Foto: Fiscalía de Guanajuato.

Además, entre las cosas que las autoridades hallaron, había varios documentos y listas con los nombres de las víctimas, así como la ubicación de los locales —en Celaya—, datos con los que la Fiscalía de Guanajuato ha basado su hipótesis.

Se aseguraron “armas de fuego, vehículo de motor, motocicletas, camionetas, vehículos sedanes la mayoría de ellos robados, dinero en efectivo una gran cantidad y joyas producto de los cobros que realizaban a los ciudadanos de bien. Fue el pasado 13 de septiembre que con motivo de las diferentes denuncias que tenemos, algunas formales y otras anónimas se advertía sobre las extorsiones a diferentes negociaciones de la ciudad”, explicó en conferencia de prensa el fiscal Carlos Zamarripa.

Como mencionamos, tras los ataques contra las tortillerías en Celaya, la policía de Guanajuato y la Fiscalía comenzaron con las investigaciones sobre el modus operandi de los extorsionadores. Finalmente, gracias a las denuncias anónimas, las autoridades lograron detener a esta banda, en la zona de Tres Guerras, Guanajuato.

Sólo para contextualizar, en agosto pasado, los comerciantes de Celaya cerraron sus negocios y se manifestaron ante la alcaldesa Elvira Paniagua y Diego Sinhue, gobernador de Guanajuato, para que tomaran cartas en el asunto de las extorsiones. Corte a: en vez de recibir la respuesta de las autoridades municipales y estatales, dos tortillerías de la comunidad fueron atacadas y en los hechos tres mujeres fueron asesinadas.

Los ataques perpetrados por el crimen organizado desataron un clima de miedo y desconfianza en esta región de Guanajuato, a tal grado de que las tortillerías y varios locales decidieron permanecer cerrados por días.