A finales de 2018, entre todo el tema de la Carvana Migrante, hubo un nombre que sobresalió en las noticias, al menos con mayor intensidad en las que se daban a conocer en México. Hablamos del caso de Miriam Celaya, una mujer hondureña que se hizo viral luego de que en un video rechazara un plato de frijoles, los cuales calificó como “comida para puercos”, algo que obviamente no le cayó en gracia a ningún mexicano.

Las palabras de Miriam, las cuales fueron sacadas de contexto y que aparecieron en una cápsula que realizó el periodista alemán Aitor Saez, la pusieron en el “ojo del huracán” de los mexicanos, quienes no desaprovecharon ninguna oportunidad para criticar y atacar a la mujer hondureña su comentario, algo que incluso la obligó a esconderse por un tiempo, al grado de que una de sus hermanas la reportó como desaparecida.

Tiempo después nos enteramos que Miriam Celaya y sus hijas habían conseguido una especie de asilo con su familia en Dallas, Texas, e incluso en alguna ocasión compartió una foto donde se le veía comiendo en un establecimiento ubicado en territorio estadounidense. Sin embargo, la mujer hondureña ha vuelto a ser noticia, ya que se ha dado a  conocer que Miriam y su hermana fueron detenidas por presunto robo a mano armada.

De acuerdo a información divulgada por la periodista Nelssie Carrillo, Mirian y su hermana Mirna Zelaya golpearon a una mujer, quien sería la tía que les ofreció vivienda en Dallas. Al momento de ser detenidas, a las migrantes se les encontró un arma de fuego, por lo que fueron encarceladas la madrugada del miércoles 27 de marzo. Pata obtener su libertad, ambas tendrían que pagar una multa de 10 mil pesos.

Por otro lado, otra hermana de las detenidas supuestamente confirmó el arresto y aclaró que la mujer a la que golpearon es una de sus tías, pero que todo lo hicieron “para darle su merecido”. La mujer reafirmó que Mirna y Miriam no son ladronas y que “Dios pasará factura a todo aquel que mienta sobre ellas”.