A través de un comunicado publicado este domingo 3 de marzo, la Fiscalía General de la República (FGR), dio a conocer que en coordinación con la Policía Federal Ministerial, detuvieron en San Luis Potosí a José Alfredo Cárdenas Martínez, alias El Contador, presunto líder del Cártel del Golfo.


El escrito detalla que Cárdenas Martínez cuenta con una orden de aprehensión emitida por el Juez de Control del Primer Distrito de la Primera Región Judicial del Estado de Tamaulipas, por su probable responsabilidad en los delitos de secuestro y asalto. “El Contador” será entregado a personal de la Fiscalía General de Justicia del estado de Tamaulipas para ser puestro a disposición del juez.

“Derivado de investigaciones de gabinete y campo, el personal de la Fiscalía General de la República ubicó y posteriormente aseguró a esta persona en la capital potosina, sin uso de violencia ni afectación a terceros, además de que en todo momento le fueron respetados sus derechos”

“El Contador”, también conocido como El Señor Cortés o Escorpión, es jefe regional del Cártel del Golfo. Funcionarios federales le mencionaron a Milenio que Martínez operaba en varios municipios de Tamaulipas y Veracruz, donde era conocido como un generador de violencia por homicidios y secuestros en dichas entidades, en las que además se dedicaba al robo de hidrocarburos. Todo eso sin mencionar que trabajaba en la Ciudad de México, Monterrey, Nuevo León y San Luis Potosí, para coordinar a otros mandos regionales del cártel.

Fue apenas en febrero de 2018 cuando José Alfredo Cárdenas Martínez fue puesto en libertad al demostrarse que durante su detención la Secretaría de Marina había mentido sobre la forma en que lo capturaron. Y es que su esposa exhibió cuatro videos en los que supuestamente se veía cómo los marinos lo habían detenido dentro de su domicilio y no en la vía pública como lo declararon.

A pesar de que la entonces PGR había impugnado que los videos podrían estar editados, al final el El Juez de control del Centro de Justicia Penal Federal de Almoloya en el Estado de México decretó su libertad. 

Foto destacada: Reforma