¿Qué tal los días de contingencia durante Semana Santa? Para los chilangos que no estuvieron en CDMX o los mexicanos que gozan de una buena calidad de aire en sus municipios, en la capital de México el calor y la contaminación atmosférica no dieron tregua. Y en contexto con el Día Internacional de la Madre Tierra, la CNDH lanzó la pregunta sobre qué onda con las políticas públicas de los gobiernos federal, estatal y local para garantizar a sus habitantes el derecho a un medio ambiente sano.

Todo esto con carácter de “urgente”, señaló la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) hacia los tres niveles de gobierno —empezando por AMLO–, para que le entre a la lucha contra el cambio climático antes de que sea demasiado tarde, tal cual han advertido los expertos de la ONU.

Políticas públicas

A la agenda de AMLO —además del combate contra el huachicoleo, la seguridad, disminuir los índices de violencia y asegurar la salud pública— está la preservación del medio ambiente y la CNDH se ha preguntado por las políticas del gobierno. ¿Cuál es la agenda?, ¿existe un proyecto? Se supone que los puntos a abordar son: la energía, la disposición de residuos sólidos urbanos, la deforestación, la calidad del aire y hasta los megaproyectos como el Tren Maya o la Refinería Dos Bocas en Tabasco.

Vale recordar que durante su campaña presidencial, ya sabes quién presentó NaturAMLO o el proyecto ambiental de su gobierno, donde abordaba los problemas del cambio climático, la preservación de los ecosistemas y hasta la inversión para el transporte público y el sistema de movilidad no motorizada, así como la reducción de residuos y su reciclaje.

Y, ¿qué pasó? El gobierno va arrancando, por lo que la CNDH ha pedido que se equilibren los asuntos económicos como los ambientales —ya ven lo que pasó con la candidata a la CRE, Norma Leticia Campos, quien aseguró que para sobrevivir se tenía que destruir a la naturaleza.

En fin, para que vayamos calando, el llamado no fue sólo para las autoridades, también las empresas privadas y los ciudadanos pueden crear puentes para que nos garanticemos, al menos, una calidad del aire aceptable y eso sólo es el principio, en un país con una diversidad biológica y recursos importantísimos.

**Foto de portada: Cuartoscuro.