Un día antes de que se cumplan 50 años de la represión en la Plaza de las Tres Culturas, en Tlatelolco, en 1968, se llevó a cabo el retiro de las placas “conmemorativas” de Gustavo Díaz Ordaz, expresidente de México, en cinco estaciones del Metro y en la Plaza de Armas Magdalena Mixhuca.

De esta manera, la historia le cobra a Díaz Ordaz las acciones que tomó en contra del movimiento estudiantil del 68.

José Ramón Amieva, jefe de Gobierno CDMX, dio los detalles:

“Consideramos que a 50 años hay ciclos que cerrar y considerar cuál es el pensar y el sentir de la población de la ciudad”.

Aunque en redes sociales se ha cuestionado esta acción, pues más allá de ocultar los nombres y los hechos, se tendría que ampliar con la perspectiva de quienes participaron en el movimiento, desde estudiantes, profesores hasta amas de casa y obreros.

Pero el gobierno capitalino se dio a la tarea de retirar las placas que tienen una carga negativa para los chilangos, en las estaciones Pino Suárez, Balderas, Insurgentes, Hidalgo y Zócalo. Además, el gobierno quitó las placas en la Sala de Armas de la Magdalena Mixhuca y la Plaza de los Trabajadores.

En su lugar, se colocarán “placas informativas” que no tienen referencia a ninguna autoridad.

Marcha 50 años

Y en cuanto a la marcha por los 50 años, esta se realizará de la Plaza de las Tres Culturas al Zócalo CDMX —saldrá de Tlatelolco por Flores Magón y tomará Reforma, Eje Central Lázaro Cárdenas, 5 de mayo hasta llegar al Zócalo—.

La marcha comenzará a las 16:00 horas.

Por lo pronto, el jefe de Gobierno explicó que el Comité Organizador de los 50 años de 1968 pidió que los contingentes vayan sin acompañamiento policial.

Y aunque Amieva dijo que atenderán esta petición, la “policía se mantendrá alejada” pero vigilante en caso de cualquier contingencia.

**Foto de portada: Reforma Ciudad.