Se acerca el nuevo año y con él vienen nuestros propósitos para ser mejores seres humanos, uno de los más comunes es bajar de peso/comer bien, algunos lo cumplen, a otros les dura unas cuantas semanas y otros de plano ni lo hacen, pero, ¿qué les parecería rifarse una dieta como la de estos 3 atletas? cada una con sus pros y sus contras, unas nos pueden parecer más estrictas que las otras pero todas les funcionan de maravilla a estos deportistas.

Tom Brady

Photo by Mike Ehrmann/Getty Images

El chef de Brady habló sobre la dieta del quarterback de los Patriots, el 80% consiste en vegetales 100% orgánicos y granos enteros como arroz integral, quinoa y frijoles. El otro 20% son carnes magras, cortes orgánicos de res alimentada únicamente con pasto, de vez en cuando pato, pollo y salmón salvaje y todos los alimentos se preparan con aceite de coco y sal rosa del Himalaya.

Lo cañón es lo que no come ni por error:

  • Azúcar blanca
  • Harina
  • Glutamato monosódico (potenciador de sabor en muchos alimentos enlatados)
  • Jitomate
  • Pimiento
  • Hongos / Champiñones
  • Café
  • Lácteos

Michael Phelps

Photo by Clive Rose/Getty Images

La bala de Baltimore tenía una dieta que rondaba entre las 8 mil y 10 mil calorías al día, aunque la dieta se había hecho famosa por ser de 12 mil hasta que Phelps lo desmintió, de todos modos son muchísimas calorías. El nadador le entraba al desayuno con tres sandwiches de huevo frito con queso, lechuga, jitomate, mayonesa y cebolla frita acompañados con dos tazas de café un omelet de cinco huevos, una taza de avena, tres rebanadas de pan francés con azúcar glas y tres hot cakes con chispas de chocolate, nomás pa empezar.

En la comida nada más se come un plato de casi medio kilo de pasta, y dos sandwiches de jamón con queso y mayonesa en pan blanco y se los pasa con lo equivalente a mil calorías de bebida energética. Para la cena nada más se come otro medio kilo de pasta y una pizza grande entera nomás para él, sin duda nuestra dieta favorita, pero no la recomendamos a menos de que tenga el metabolismo del Phelps y naden tanto como él al día.

Serena Williams

Photo by Scott Barbour/Getty Images

La tenista más dominante de la época sigue una dieta vegetariana pero de vez en cuando se da sus gustitos o sus cheat meals carnívoros. Serena comenzó con la dieta vegetariana después de que a su hermana le detectaron una enfermedad autoinmune y cambió sus hábitos alimenticios como parte del tratamiento. Williams suele comer vegetales crudos y licuados o smoothies pero de repente si le entra al pollo frito o a los camarones, como cualquier mortal.

Pues ya tienen aquí tres opciones muy diferentes entre ellas pero que les funcionan de maravilla a tres súper atletas, así que si tu resolución de año nuevo es bajar de peso o comer mejor puedes acercarte a un nutriólogo para que te diga que es lo que necesitas comer y la rompas como estos campeones.