Los caminos de la política no son como uno los creía y, en cierta manera, llegan a sorprender a los ciudadanos. ¿Por qué decimos esto? La tarde de ayer, en la Cámara de Diputados, la legisladora del PES —sí, del mismísimo Partido Encuentro Social— subió a la tribuna con su bebé en brazos para dar un discurso que se colocó en tendencias en redes sociales.

¿Qué dijo? A diferencia de lo que todos pensarían acerca del PES y su discurso conservador, Nay Salvatori enumeró las críticas hacia el sistema mexicano y la desigualdad de género que aún impera en nuestro país.

El discurso

“Yo también estoy hasta la madre”, dijo ante los compas diputados y diputadas que se preparaban para el 8 de marzo. Y le siguió:

De ser llamada mala madre por ejercer mi profesión. Estoy hasta la madre de subir una foto en redes sociales y que me tundan con insultos, porque soy feliz con mi cuerpo”.

Secundada por Érika Vanessa del Castillo, diputada de Morena, Nay Salvatori puso el acento en los estereotipos:

“Estoy hasta la madre de vestir entallado y que piensen que lo que quiero es sexo. Estoy hasta la madre de que me digan que he estado con muchos hombres, como si ellos llevaran mi conteo. Estoy hasta la madre de que seamos estereotipos”.

Y remató con el mensaje de que las mujeres no están solas. Todo este rollo pasó un día antes del Día Internacional de la Mujer en voz de una funcionaria que también se ha pronunciado por la legalización de la marihuana y se ha declarado en pro de la lactancia materna.

**Foto de portada: especial.