En plena crisis de credibilidad (más que la de costumbre) de los servidores públicos, el diputado Ernesto D’alessio se ve temerario y propuso no sólo colocar la atención en un tema que muchos dirán “¡eso qué, güey!”… sino crear una nuevo delito: el “fraude en resultados deportivos”… tiembla Ame, digo, vamos  a ver de qué trata este proyecto que plantea que hay corrupción en todos lados y, pos entonces, hay que erradicarla.

De acuerdo con El Universal, el hijo de la llamada leona dormida (cuyo verdadero nombre es Ernesto Vargas Contreras), propuso reformar el Código Penal Federal, para así poder sancionar sabroso a quienes –a la mala, claro– siguen impidiendo que se corone el Atlas, ¿las maldiciones? (porque sí existen, jajaja), ¿la falta de toque?, ¿la escasez de seguidores?, no. Lo que el legislador por el Partido Encuentro Social (PES) quiere castigar son las conductas que propician el fraude en actividades deportivas…

Ahí les va lo que el buen Ernesto D’alessio (quien, por cierto, es presidente de la Comisión del Deporte… así que viéndolo de eso modo, ¿pos de qué quieren que legisle?) pretende: con la reforma propuesta por el también actor, se sancionaría con 5 a 10 años de cárcel a quienes con el objetivo de sacar una ganancia o beneficio, ofrezca un billetín (o cualquier tentador regalito) “a atletas, árbitros, auxiliares técnicos, directores deportivos, entrenadores, jueces deportivos, médicos, vicepresidentes, administradores de entidades deportivas”… etcétera, etcétera, todo con el fin de fingir lesiones, dejarse anotar, no hacerle caso ni a lo evidente con la magia de la repetición (o sea, el VAR)… es decir, modificar, arreglar, cambiar o variar resultados deportivos.

Todo lo anterior, ya sea en competencias donde ya vayan intereses y pasiones de por medio o nomás el puro honor:  aquellas de carácter profesional o amateur. ¿Cómo la ven? Además de los años en el bote, la sanción contempla el resarcimiento de las lágrimas derramadas por aficionados que creían que “ahora sí era la buena”… bueno, no tanto, pero sí el pago de mil a tres mil Unidades de Medida y Actualización (UMA).

 

Según la propuesta del diputado Ernesto D’alessio, no sólo se sancionaría a los transotas que buscan modificar resultados por la buena (aflojando billelle), sino también a los que aplican las del fútbol llanero y amenazan, echan la fuerza bruta y, en general, amedrentan con violencia. “La corrupción es un cáncer social devastador, que parece no tener fin, podemos encontrar sus consecuencias y las pérdidas que genera en todos los ámbitos, por eso tenemos que enfrentarla de una manera constante, valiente y eficaz”, señaló el diputado en su cuenta Twitter, tras dar a conocer su propuesta.

De ser aprobada, la sanción se aplicaría en eventos celebrados en todo el país. Ya sea los organizados por organismos de casa, como internacionales… claro, la sanción sería un extra a las que se contemplen en el ámbito deportivo.