Después de las audiencias públicas para discutir el dictamen de reforma constitucional en materia de Guardia Nacional —que se llevaron a cabo en la Cámara de Diputados— este miércoles finalmente el pleno de la cámara baja aprobó en lo general el dictamen que reforma, adiciona y deroga diversas disposiciones de la Constitución para la creación de la Guardia Nacional: 362 votos a favor, 119 en contra y 4 abstenciones.


Sin embargo, la discusión no estuvo nada sencilla.

Obviamente, la bancada de Morena mostró su apoyo al proyecto de reforma para la creación de este nuevo cuerpo de seguridad argumentando que con la situación en México era muy necesario. También hay que mencionar que el proyecto completo fue modificado con algunas sugerencias de otras bancadas y se volvió “una propuesta más sólida“. Así lo afirmó la diputada María Guillermina Alvarado Moreno.


En este sentido, el coordinador de la bancada de Morena, Mario Delgado, señaló que este día el Congreso se reunió para dar respuesta a “la creciente espiral de violencia, sangre y muerte en la que está envuelta el país”.


En el PRI también estuvieron de acuerdo (con las respectivas modificaciones antes acordadas al dictamen original).

Los legisladores priístas afirmaron en general que el objetivo es entregar a los mexicanos una institución de carácter civil que “enfrente el reto de traer tranquilidad a grandes ciudades, caminos, carreteras y pequeñas poblaciones”.

Por su parte, la diputada tricolor María Alemán afirmó que su partido “nunca ha actuado con mezquinidad ni regateos y no lo hará con el tema de la seguridad”. Es por ello que reconoció la voluntad de la fuerza de mayoría para incorporar las observaciones al dictamen de reforma.

Incluso el legislador Cruz Juvenal Roa Sánchez le pasó a agradecer a Morena:

“El grupo parlamentario del PRI fue escuchado y aquí están nuestras propuestas, por eso en esta tribuna le digo al grupo parlamentario de Morena, muchas gracias. Por eso los vamos a acompañar el día de hoy, porque queremos junto con ustedes como poder legislativo darle los elementos, darle las herramientas al presidente de la República y decirle desde esta tribuna que no esta solo, que aquí el PRI con estas propuestas lo acompaña en esta batalla tan fuerte que tenemos allá afuera”, afirmó. 


Pero no todo fue de “color rosa”. Las bancadas del PAN y PRD se mostraron totalmente en contra de la creación de la Guardia Nacional.

La diputada Guadalupe Almaguer Pardo, de la bancada del PRD, incluso presentó una moción suspensiva para detener el discurso del dictamen argumentando que representa una afrenta para las organizaciones civiles, ya que sus opiniones no fueron escuchadas.


Solicitud que también fue presentada por el diputado panista Ricardo Villareal, quien argumentó que nadie conocía el documento porque no es el mismo que se aprobó en diciembre.

En este sentido, el legislador panista Jorge Romero Herrera afirmó que su partido advierte una amenaza real que sobrepasa el ámbito de la seguridad pública “y que podría atentar contra el sistema de libertades”.

De la misma forma, la diputada panista Lizbeth Mata Lozano aseguró que lo que hace el dictamen es militarizar al país y constitucionalizar esta situación.

La legisladora de la bancada de Movimiento Ciudadano, Martha Tagle, informó que su partido también está en contra de la militarización de la Seguridad Pública ya que están convencidos de que no es la solución a la crisis de inseguridad que se vive en el país.

Las 4 abstenciones corresponden a los diputados de Morena, Tatiana Clouthier, Hugo Ruiz y Lidia García; así como a Ernesto Vargas del Partido Encuentro Social (PES).

Entre quienes votaron a favor se encuentran legisladores de Morena, del PRI, del Partido Encuentro Social, del Partido del Trabajo, del Partido Verde Ecologista de México y seis legisladores del PRD. Quienes se mostraron en desacuerdo fue el PAN, Movimiento Ciudadano y la mayor parte de los perredistas.

Leer: 100% real no fake: el PRI le agradeció a Morena por la Guardia Nacional