Cuando te dicen que irás a Disneylandia, las cosas de pronto parecen ser mejores, el sol brilla más, la comida sabe más rica, la vida en general vale la pena.

A menos que seas el muchacho que te presentamos a continuación, para él parece haber sido la peor decepción en su existencia.

Sólo vean su cara en las fotografías que se tomó en el parque de diversiones:

“Oh, sí… Hola”

di1

“¿Mamá? Sí, sácame de aquí”

di2

“El niño-demonio y yo enfrente de ese sujeto y un castillo”

di3

“Quisiera ser un juguete sin vida”

di4

“Oh, sí… Hola de nuevo”

di5

“…Ugh, como sea”

di6

“Intenté brincar, pero cerraron muy bien la puerta”

di7

“Sombreros… no hay en ningún otro lado”

di8

“Odio la Navidad, también a ti, mamá, no me viniste a sacar de aquí”

di9

“Mejor El Rollo”

di10

“Hay 2 grandes mentiras en el nombre de este juego…”

di11

Pobre muchacho…

Vía SadAndUseless