Si mi abuelo viviera diría de la situación del país que “salimos de Guatemala para entrar a a Guatepeor”. Aclaro que esta frase no se refiere de ninguna forma a algún contexto partidista, más bien a uno ejecutivo.

En los periódicos de hoy salieron a la luz las espantosas cifras de gastos federales en difusión, y créannos, pocas veces los números han sido tan escalofriantes. En lo que va de la administración de Felipe Calderón se han gastado, porque no sé si sea correcto decir que se han invertido, más de 21 mil millones de pesos en comunicación y difusión de mensajes gubernamentales en medios de comunicación. Cabe mencionar, porque las comparaciones cuando se tratan de números son sumamente esclarecedoras, que en el sexenio de Vicente Fox se gastaron 16 mil millones de pesos, esto nos deja con la obvia diferencia de 5 mil millones de pesos, que podrían ser los 5 mil 487 millones que están asignados para este año, 6% más de lo gastado en 2010.

En los 10 años que lleva el Partido Acción Nacional a cargo del poder Ejecutivo, el gasto federal en difusión ha aumentado en un 280%, y que yo sepa el país no está para que los gastos gubernamentales se disparen de ese modo. Acá una pequeña tabla de los gastos en comunicación por año:

Estas cifras nos hacen recordar los comerciales de la Marina, del Ejército, el reciente comercial de la mujer taxista que convence al pasajero de las bondades de la Guerra Contra el Narco, y muy en específico, la famosa, controvertida, carísima serie El Equipo.

La Secretaría de Seguridad Pública (SSP) pagó a Televisa por la producción de 13 capítulos de El Equipo, la nada reducida cantidad de 118 millones 116 mil 880 pesos, es decir que cada capítulo costó 9 millones de pesos.

De esta partida “extraordinaria” ya sospechábamos, y claras estaban las turbias intenciones, incluso cínicas, de la Secretaría de Seguridad Publica; sin embargo, aunque nos gustaría pensarlo, no son los únicos gastos que se han realizado en cuanto a campañas de difusión. En menos de tres años, según publica EL UNIVERSAL, se han firmado 14 contratos con Televisa, por los cuales ha pagado la SSP 38 millones de pesos.

Estos son algunos de los contratos:

El presupuesto aprobado para comunicación de este año equivale a la quinta parte del presupuesto de la UNAM, 29 mil 223 millones 146 mil pesos, máxima casa de estudios que alberga a 250 mil alumnos. Me pregunto ¿qué podría hacer la UNAM con 118 millones 116 mil 880 pesos más en su presupusto? Seguramente el resultado de esta inversión de nuestros impuestos, sería mucho más interesante que una telenovela con tintes de acción y un guión basado en la mentira.

¿Qué está tratando de hacer nuestro gobierno al comprar tanto espacio en los spots de consumo? ¿Será que quieren acercarnos, además de taparle el ojo al macho, a la cultura de “veneración militar” que se desarrolla en Estados Unidos? Es posible comparar el esfuerzo de Genaro García Luna en El Equipo, con el siguiente comercial de la Fuerza Aerea Norteamericana:

O qué tal este otro ejemplo de las campañas de acción social y apoyo a la participación americana en la Segunda Guerra Mundial:

Sin embargo, y tal vez sea algo que no entienda la presidencia, nuestro país no tiene una cultura de convivencia con los símbolos militares o federales. He escuchado a más de una señora decir que teme a los armados, temor que se funda en la cadena de corrupción, crimen, abuso y nepotismo que representan las autoridades, con rifle en mano, que nos “protegen” y nos “gobiernan”. Presentarlos como héroes de honestidad en el primetime de la televisión mexicana es una especie de burla.

Si un oficial mató a la hija de mi vecina, ver una telenovela de alto presupuesto y acción acelerada no me hará cambiar de opinión acerca de la policía; si de camino a la escuela me encuentro con un cuerpo descuartizado en la calle, no me tranquilizará ver que la semana pasada atraparon al “primo” una y otra vez en la televisión; si no creo en el sistema judicial y sé que matan, desaparecen y mutilan a los policías, no me motivará un soleado comercial a unirme al cuerpo policiaco; si no tengo para comer, mucho menos me alcanzará para comprar un televisor y creer en las mentiras que me dice cada tarde.

Que el comercial de la “Policía Científica Investigadora” esté una semana al aire, podría significar $6000 pesos al mes para alguna familia, que según Cordero alcanzan para vivir bien, una beca escolar para algún buen estudiante, cinco despensas para cinco familias, la remodelación de la secundaria del pueblo a la que se le cayó el techo en el salón de 3ero A. Podría servir para muchas de las causas para las que “no hay dinero”. Elemental, mi querido presidente.