Dólar supera la barrera de los 16 pesos ¿cómo nos afectará?

¿Se acuerdan de lo caro que andaba el dólar desde hace meses? Bueno pues nunca lo estuvo tanto como hoy, y es que los bancos del Distrito Federal ofrecen esta moneda a 16.04 pesos y lo compran a un mínimo de 15.15 pesos.

Claro que esto nos va a afectar más allá de lo que nos cuesten más ahora nuestras compras en Amazon y es que la subida del dólar afecta toda nuestra economía. 

La subida del precio obedece a que en Estados Unidos se crearon 280 mil nuevas plazas de trabajo en mayo pasado contra las 226 que se esperaban (es decir, se crearon muchas más). Todos nos enteramos hoy ya que fue este día que se publicó la nómina no agrícola estadounidense.

No sólo se crearon más plazas, además los salarios promedio por hora avanzaron 2.3 % con respecto al mismo mes del año anterior.

Entonces, gracias a la superación de las expectativas de los inversionistas y a la especulación sobre el anuncio de la política monetaria de la Reserva Federal del 17 de junio, el dólar se mantendrá fortalecido y así seguirá hasta ese día.

Así que a Estados Unidos le va bien (¿se acuerdan que hace un par de años decían los políticos que nos iba mal porque a los estadounidenses les iba mal? ¿ahora qué dirán?). Se espera que las tasas de bono soberanos en Estados Unidos y a nivel global continúen una tendencia a la alza, a pesar de que aún no registren salidas de capitales de economías emergentes como es el caso de nuestro país (ya saben, no nos conviene que ese dinero se vaya a ser feliz a otro país).

Hasta ahora hemos tenido buenos flujos de inversión extranjera, pero un incremento en la tasa de interés de Estados Unidos podría hacer que ese dinero se vaya para allá y nos abandone cual chichifo interesado deja a su señor con dinero por uno más próspero.

En traducción al cristiano, lo que pasa ahora es que los buenos números de Estados Unidos han hecho que los inversionistas confíen en ellos. Así que la recuperación de su economía hará que ellos puedan endeudarse más con la promesa de pagar mejor por sus deudas que otros países como el nuestro, lo que hará que los inversionistas vean más provechoso comprar deuda estadounidense que deuda mexicana… así que sí, eso es menos dinero para nosotros.

Y bueno, ya no hablemos de las importaciones.

Tal vez las iniciativas del gobierno federal no hayan sido las peores de la historia (o bueno igual y un poquito), lo que sí es un hecho es que esta administración está más salada que Eugene el de Hey Arnold.  Y la suerte de esta administración, desgraciadamente, es nuestra suerte (sólo que a nosotros siempre, siempre, nos va peor).

¿Cómo ven?

@plumasatomicas