Y mientras anda comparando tamaños con Kim Jong-un, un nuevo problema se le está armando al presidente de Estados Unidos, Donald Trump. Fuego amigo… más bien examigo, ya que quien fuera su asesor político más cercano, Steve Bannon, anda soltando la sopa sobre temas que podrían poner en la cuerda su permanencia en la Casa Blanca.

De acuerdo con el exestratega del republicano, el hijo de éste habría sostenido reuniones con gente de Rusia mientras se desarrollaban las campañas presidenciales de 2016. Eso no tendría mucha importancia, ya que tanto del lado gringo como ruso nunca han rechazado que de vez en cuando tuvieron sus encuentros; sin embargo, Bannon añade un elemento extra, al señalar que las reuniones de Trump Jr tuvieron un tono “traicionero” y “antipatriota”.

A menos que las autoridades de Estados Unidos sean como las mexicanas, se prevé que lo dicho por quien hasta hace unos meses era uno de los hombres más cercanos a Trump hará que las investigaciones del llamado RusiaGate se centren un poco más en los movimientos que pudo haber efectuado el hijo del presidente con los rusos. De hecho, Bannon anima a que esto se haga… quizás si le rascan un poco más, digamos centrándose en lavado de dinero, encontrarán algo interesante: “van a romper a Don Junior como un huevo en la televisión nacional”, pronosticó a Michael Wolff, autor del esperado libro Fire and Fury: Inside the Trump White House.

De acuerdo con The Guardian, el libro recoge más de 200 testimonios de personas que forman y formaron parte del selecto círculo de Donald Trump e incluso también se incluyen extractos de entrevistas con el presidente. Claro, de entre tantos testimonios no todos son positivos y se adelanta que algunos de los aliados del republicano llegaron a expresar su “desprecio hacia él”.

Bannon -quien fue brazo derecho de Trump durante siete meses, antes de ser despedido- fue particularmente incisivo al referirse a una reunión que Trump Jr, Jared Kushner (yerno del presidente) y Paul Manafort (entonces coordinador de campaña del ahora mandatario) tuvieron en 2016 con la abogada rusa Natalia Veselnitskaya. Dicha reunión, sostenida en la Torre Trump, se celebró previó ofrecimiento de material que supuestamente incriminaría a Hillary Clinton. “Los tres tipos importantes de la campaña pensaron que era una buena idea verse con un gobierno extranjero dentro de la Torre Trump, en la sala de conferencias del piso 35, sin abogados. No tenían ningún abogado. Aunque creas que esto no era traición, poco patriótico o algo turbio, yo creo que era todas estas cosas. Deberías haber llamado al FBI inmediatamente”, señala Bannon.

Detalles de esta reunión ya habían sido revelados por The New York Times, sin embargo, el que ahora sea confirmado por alguien tan cercano a Trump, como lo fue Bannon, hace que las acusaciones sobre la injerencia de Rusia en las elecciones presidenciales cobren más fuerza.

Hola, soy Álvaro. Estoy en sopitas.com desde hace algunos años. Todo ha sido diversión, incluso las críticas de los lectores. La mejor de todas: "Álvaro Cortés, córtate las manos". More by Alvaro Cortes

Comentarios

Comenta con tu cuenta de Facebook