La noche de este viernes, 18 de enero, ha sido complicada para la población mexicana. Por la tarde explotó una toma clandestina en Tlahuelilpan, Hidalgo, dejando más de una veintena de muertos y ahora, apenas unas horas después estalló otro ducto de Pemex; esta vez, en la comunidad de Paso de Mata, en el municipio de San Juan del Río de Querétaro. 


De acuerdo a un comunicado de la Secretaría de Seguridad Pública de San Juan del Río que retomaron medios como Milenio y El Heraldo, informaron del accidente y solamente dijeron que hay “elementos de distintos cuerpos de emergencia” trabajando desde el lugar de los hechos.

Es importante mencionar que en la información oficial no se habla de heridos ni fallecidos, sin embargo, tampoco se ha descartado.

De acuerdo a Milenio, ya hay elementos de Protección Civil del Municipio y recomendaron —con urgencia— que la población evite la zona por cualquier motivo hasta que el incendio logre ser controlado.

Por medio de un comunicado, Pemex informó que ya se atiende el incendio en la toma clandestina, que se encuentra en una zona despoblada y no existe riesgo para la población.


Se sabe de manera extraoficial que no hay heridos ni muertos.