Después de haber sido despedido de “Two  and a half Men” hace un año, el buen Charlie Sheen está de regreso en la televisión. Al menos en un comercial para la marca automotriz Fiat.

En el anuncio, el actor de 46 años presume su característica sonrisa burlona; además se hace referencia al “arresto domiciliario” (ese que tanto conoce Charlie), al recorrer el vestíbulo de una mansión en un Fiat 500 Abarth.

Aquí el comercial, a ver qué te parece:

Qué importa que lo hayan despedido, tenga líos con la justicia y a menudo esté en rehabilitación. Si algo sabe el señor Sheen, es divertirse (aunque se le vaya la vida en el intento).

Comentarios

Comenta con tu cuenta de Facebook