Ocurrió lo que se venía advirtiendo desde hace tiempo: el gobierno de Ecuador retiró el asilo diplomático al fundador de Wikileaks, Julian Assange, y éste fue de inmediato detenido por la policía británica.

Assange se encontraba refugiado en la embajada ecuatoriana ubicada en Londres desde 2012, con lo cual evitaba su extradición a Suecia, país donde pesa sobre él una acusación por supuestos delitos sexuales. Así que tras el arresto del genio de origen australiano, éste tendrá que encarar los cargos de los que se le acusa, con la posibilidad de luego ser enviado a Estados Unidos, donde se presume que enfrentaría un proceso por delitos relacionados con la seguridad nacional.

El arresto de Julian Assange se da en el marco del debilitamiento de la relación del fundador de Wikileaks con el gobierno ecuatoriano, el cual comenzó el año pasado, con la llegada del presidente Lenin Moreno, quien desde siempre mostró su disposición de entregar al conocido hacker a las autoridades británicas.

Ecuador decidió soberanamente retirar el asilo diplomático a Julian Assange por violar reiteradamente convenciones internacionales y protocolo de convivencia“, informó el presidente ecuatoriano por medio de un mensaje publicado en Twitter, quien consideró que en los últimos tiempos Assange había caído en actitudes provocadoras, agresivas e irrespetuosas contra él y su gobierno. “La transgresión de los convenios internacionales han llevado a la situación a un punto en el que el asilo de Julian Assange es insostenible e inviable“.

Es absolutamente apropiado que Assange haga frente a la justicia de un modo apropiado en el Reino Unido. Son los tribunales los que deben decidir lo que ocurra a continuación“, señaló en un comunicado oficial el secretario de Estado de Exteriores británico, Alan Duncan. “Agradecemos la medida adoptada por el Gobierno de Ecuador y por el presidente Moreno. Los hechos de hoy son el resultado de un extenso diálogo entre los dos países. Confío en una relación bilateral fuerte entre el Reino Unido y Ecuador en los próximos años“, agregó.

El fundador de WikiLeaks Julian Assange es visto en una camioneta de la policía en Londres. (Foto: Reuters)

En medio de las críticas contra los gobiernos de Reino Unido y Ecuador, el ministro de Relaciones Exteriores británico, Jeremy Hunt, señaló en Twitter que –para él– Julian Assange no es el héroe que muchos creen… pero ahora, “gracias a Ecuador y al presidente Lenin Moreno” eso quedará al descubierto, cuando el australiano enfrente a la justicia.

¿Y qué dice Snowden al respecto?

Edward Snowden, exempleado de la CIA y “colega” de Assange, publicó en su cuenta de Twitter su postura acerca de la detención del fundador de WikiLeaks: “Las imágenes del embajador de Ecuador que invitan a la policía secreta del Reino Unido a la embajada para arrastrar –les guste o no–, a un periodista premiado, terminarán en los libros de historia. Los críticos de Assange pueden alegrarse, pero este es un momento oscuro para la libertad de prensa“.