Hace apenas diez días, nos conmovimos ante el asesinato de Nepomuceno Moreno un integrante del Movimiento por la Paz que encabeza Javier Sicilia, y quien se había sumado a la caravana con la esperanza de encontrar a su hijo desaparecido, Jorge Moreno León.

El día de hoy, ese mismo dolor y repudio, vuelve a invadirnos al confirmarse la ejecución José Trinidad de la Cruz Crisóforo, “Don Trino”, activista del Movimiento por la Paz y líder comunero cuyo cuerpo fuera encontrado sin vida en el Municipio de Aquila, en Michoacán.

La historia no es menor, pues Don Trino, encabezaba la lucha de los Nahuas que han sido agredidos desde hace varios meses,  cuando  los Nahuas decidieron respetar su autonomía y proteger sus tierras. Desde ese entonces, se cuentan 12 asesinatos y cuatro desapariciones forzadas, algunas, en medio de “operativos” realizados bajo el argumento de “buscar armas”.

Según reporta La Jornada, la desaparición de Don Trino ocurrida la tarde de ayer, vuelve a ser en medio de situaciones confusas, pues de acuerdo al testimonio de integrantes de la Movimiento por la Paz, el pasado 28 de Noviembre, (día en el que fue asesinado Don Nepomuceno Moreno) la Marina, la Policia Federal y el Gobierno del estado de Michoacán encabezado por Leonel Godoy, habrían garantizado protección policiaca a la caravana del movimiento que salió ayer de Guadalajara, para dirigirse hacia Ostula, en Michoacan, ante las constantes amenazas de muerte en contra de Don Trino.   Sin embargo, al llegar a Ostula, el convoy de la Policia Federal desapareció y en cuestión de minutos, una serie de personas armadas llegaron para llevarse a Don Trino.

Otra semana, otro activista que es asesinado cobardemente y no puedo sentir otra cosa, que no sea rabia y desesperación, pues mientras el Presidente Calderón y su séquito siguen “condenando enérgicamente” todos estos hechos, la única realidad es que estamos dejando morir ante nuestros propios ojos a personajes realmente valiosos, personas que decidieron dejar atrás las palabras para entregarse y comprometerse a luchar por un país mejor, personas que denunciaron las amenazas recibidas y que fueron ignoradas por las autoridades,  más no por ello renunciaron a su lucha y a sus ideales, aunque ello les haya costado la vida.

Descanse en Paz José Trinidad de la Cruz Crisóforo.